Tamara Falcó ha regresado al plató de ‘El Hormiguero’ y lo ha hecho con un vestido de inspiración oriental que seguro vas a querer copiar para tus próximos eventos.


Ya es chef. Tamara Falcó ha aprobado el curso de Le Cordon Bleu que la acredita como cocinera y lo ha celebrado volviendo a la televisión con un vestido de inspiración oriental que no nos puede gustar más y que estamos seguros de que se va a convertir en una idea para quienes estén buscando inspiración para futuras celebraciones.

Una chef en televisión

Lo contó en sus redes sociales, que había terminado el curso de cocina francesa en la prestigiosa escuela de cocina y además mostró imágenes de su graduación, a la que asistieron su novio, Iñigo Onieva, y su madre, Isabel Preysler, acompañada por su pareja, el escritor Mario Vargas Llosa.

El día de su graduación lució, como no podía ser de otra forma, la chaquetilla de chef y el gorro, pero Tamara tuvo otra celebración regresar al plató de ‘El Hormiguero‘ y ahí se desquitó. Lo hizo luciendo un vestido más que llamativo que la convertiría en la perfecta invitada en cualquier boda de tarde.

Un vestido de inspiración oriental que da color al otoño

El vestido elegido por Tamara para esta aparición no puede ser más favorecedor. Tiene un estampado de flores rojas sobre un fondo blanco. Y a pesar de su inspiración japonesa, porque es un diseño tipo kimono, con un favorecedor ajuste a la cintura, es de una firma española.

El diseño es obra de la marca Eiko Ai, detrás de la que está la española Gloria Lladó, que decidió fundar esta firma en 2016. Además, de en el nombre de la firma, las claras influencias de la artesanía nipona se notan también en sus diseños, que van en la línea de los kimonos japoneses.

Como siempre, el estilismo de Tamara corrió a cargo de Montse Nieto, que no pudo estar más acertada con la elección, porque se trata de un diseño de líneas perfectas para el otoño que trae la viveza de los colores más veraniegos.

Con paso firme

Para rematar el conjunto la estilista eligió unas sandalias de tacón de la firma portuguesa Luis Onofre. Las sandalias que lleva Tamara ya no están a la venta en la web de la firma, pero sí disponen de modelos en la misma línea y pueden servir de inspiración para completar un estilismo similar.

Así, jugando con los tonos blancos y los rojos, es un acierto elegir un calzado en negro, que sabemos que encajará a la perfección pero también lo hubiese sido en verde. Lo importante de la elección es que es un calzado abierto, que junto a la abertura del vestido dan la sensación de alargar las piernas y completar un estilismo de 10.