La actriz acudió anoche a la fiesta de los Premios Woman Planet y deslumbró con un elegante vestido de pedrería que le sentaba como un guante


La Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid acogió este pasado lunes por la noche a muchas de nuestras celebrities favoritas. ¿El motivo? La entrega de los Premios Woman Planet. Paula Echevarría, Eugenia Martínez de Irujo, Sara Carbonero, Isabel Jiménez… Fueron muchas las mujeres que quisieron estar presentes en una noche tan especial, pero si hubo una que acaparó todas las miradas esa fue, sin duda, Penélope Cruz. La actriz, a pesar de que quiso pasar desapercibida en todo momento, se convirtió en la auténtica protagonista de la velada luciendo un vestido joya que parecía hecho a medida para ella.

Penélope Cruz, la invitada más discreta que deslumbró con su vestido

La ganadora de un premio Óscar era la encargada de recibir el premio Acción Social que ha recaído sobre la firma Lancôme, en concreto sobre su proyecto ‘Write her future’, que lucha por empoderar a las mujeres del futuro mediante la alfabetización, para que cuenten con las herramientas necesarias para poder aprender, decidir, liderar y prosperar. Y, haciendo gala una vez más de sus poco afán de protagonismo, la actriz prefirió no posar en el photocall, aunque eso no impidió que acaparase todos los flashes.

Penélope Cruz, que estaba radiante, eligió para la ocasión un sofisticado vestido joya en color morado con detalles de pedrería en tono rosa y granate, de la firma Dolce & Gabbana. El modelo, de manga larga, cuello redondo y largo por encima de las rodillas, contaba con unas originales flores que le añadían un toque juvenil al look sin perder una pizca de estilo. Además, el corte del vestido estilizaba a la perfección su silueta y alargaba todavía más sus piernas. ¿Para completa el estilismo? Unos sencillos stilettos de tacón negros.

Maquillaje muy sencillo y sin joyas

La madrileña se decantó por dejar que el vestido fuese el verdadero protagonista de la noche y no añadió joyas a su estilismo: ni pendientes, ni collares, ni anillos. En cuanto al peinado, Penélope Cruz también prefirió lucir su melena de forma muy sencilla, con un discreto semirrecogido con leve cardado delantero.

¿El maquillaje? La mujer de Javier Bardem optó por pronunciar un poco sus labios añadiendo un tono amarronado muy natural y ahumar sus ojos ligeramente en color bronce. Eso sí, la raya negra en la línea inferior no podía faltar.

La otra invitada estrella

Con permiso de Penélope Cruz, otra de las invitadas que más guapa estaba en la fiesta de ayer fue Paula Echevarría. Con un vestido largo con escote en V, mangas de murciélago y abertura lateral del diseñador Michael Costello, la actriz fue la más sexy de la noche. Aunque si algo nos encantó fue su peinado: una impresionante coleta baja con extensiones XXL. ¡Sigue bajando, te mostramos todas las fotos!