Paz Padilla y su hija, Anna Ferrer, han sido siempre íntimas amigas. Pero desde hace algún tiempo también son socias. Y es que en 2019 la expresentadora de ‘Sálvame‘ y la influencer fundaron su propia firma de ropa: No Ni Ná. Las dos empresarias empezaron a vender sus prendas a través de la página web, pero este verano han decidido que era el momento de ir un paso más allá y no han dudado en salir de gira por toda España en furgoneta (a modo de venta ambulante). ¿Su objetivo? Expandir sus fronteras y llegar a todas aquellas que desean probarse sus diseños.

Ya han estado en Santander, Vigo, Ibiza, Tarifa y… ahora le ha tocado el turno a uno de los destinos más especiales para madre e hija: Cádiz. La Plaza San Antonio se ha convertido estos días en un auténtico espectáculo. Y es que nadie quería perderse este divertido acontecimiento. Además, la humorista se ha volcado con su gente y no dudado en saludar de lo más cariñosa a todos los presentes. Pero ojo, porque también ha logrado su objetivo principal: hacer una buena caja.

Paz Padilla vende como churros el accesorio estrella de No Ni Ná

En la ‘Nonineta’ (como Paz y Anna han bautizado con humor al vehículo donde venden su ropa), había de todo: camisetas unisex de lo más cómodas, sudaderas que te sacan de cualquier apuro, vestidos y camisas de lino que derrochan estilo, bolsos todoterreno… Pero espera, porque inesperadamente ha habido un accesorio que ha triunfado hasta el punto de casi agotar existencias. ¿Adivinas de qué se trata? Pues… ni más ni menos que de un gorro bucket.

El gorro de pescador se ha convertido desde hace un par de temporadas en el perfecto toque final de los looks de diario. Por ello las empresarias han lanzado un diseño con su logo bordado que ha causado furor. ¿Lo mejor? ¡Es reversible! Quieres verlo ya, ¿verdad? ¡Sigue bajando!