Carmen Lomana ha encontrado los pantalones más originales de verano, de punto y de distintos colores.


Carmen Lomana siempre va a la última. Y por eso, arriesga también con su vestuario. Unas veces con gran acierto y otras, quizá no tanto si hacemos caso de la opinión de algunos usuarios de las redes sociales. Lo que está claro es que ella tiene un estilo propio y una figura que le permite ponerse lo que le parezca mejor en cada ocasión y que casi todo, sino todo, lo siente bien.

Su elección para estos días de calor en Marbella ha sido de lo más sorprendente. También de lo más llamativa. Se trata de unos pantalones de colores de punto, que ha combinado con un top negro con mangas ablusonadas que deja al descubierto parte de su abdomen.

Una ropa cómoda para un evento en el jardín

Carmen Lomana utilizó este outfit para ejercer como anfitriona en una fiesta infantil, la de su ahijado, en la que ambos disfrutaron de lo lindo de las atracciones instaladas en el jardín. Dado el evento, necesitaba una atuendo cómodo, que complementó con unas sandalias de cuña en tonos claros.

Los pantalones en cuestión son además fáciles de conseguir, ya que son de Zara. Su precio es de 29,95 euros y en Inditex pensaron que podría ser un total look, por lo que también hay una versión en chaleco para acompañarlo. No obstante, Lomana ha prescindido de la parte superior y la ha cambiado por algo más fresco, más apropiado para las temperaturas de esa época.

El estilo propio de Carmen Lomana

Este verano Lomana está derrochando estilo en la costa marbellí. Allí la hemos visto con un impresionante diseño de Roberto Cavalli en blanco y verde en la alfombra roja de la gala Starlite, donde fue una de las más elegantes de la noche.

También con outfit de dos piezas en ese mismo tono, el verde, en la celebración de su cumpleaños. Allí llevó un crop top de lentejuelas que compaginó con una falda de tul firmada por Miu miu. Un estilismo que no fue del todo aceptado, porque hubo quien la criticó en redes sociales.

Sin embargo, lo cierto es que el diseño le sentaba como un guante y que con la figura que luce puede permitirse ponerse lo que le apetezca, que siempre suele ser de lo más acertado… y la mayoría de las veces, de lo más glamuroso.