La nueva temporada de Zara llega con más color que nunca. Vestidos con flores como el que ya tiene la televisiva que nos hacen soñar con la época estival


Sabemos que no es fácil levantarse todos los días con buen pie y menos cuando estamos en plena cuesta de enero. Sim embargo, hay prendas que nos ayudan a subir un poquito nuestro ánimo en un abrir y cerrar de armario. ¿Lo pones en duda? Pues visualiza muy bien el vestido de flores de la nueva temporada de Zara que luce Nagore Robles porque será el único que utilizarás (y necesitarás) en tus días más grises. ¡Avisada estás!

Sin duda, el estampado floral no puede faltar primavera tras primavera y se reinventa cada año con propuestas mejores y más bonitas. Pero aun cuando quedan unos meses para la época de florecimiento, las nuevas colecciones de moda ya vienen impregnadas con el print más clásico de la primavera. Este año las flores reducen su tamaño y se multiplican hasta el infinito en todo tipo de prendas: vestidos, blusas, faldas, trajes, mini faldas, pañuelos e incluso pantalones.

Así es el vestido de flores que lleva Nagore Robles

Si nos lees mucho, sabrás que Nagore Robles siempre nos inspira. No hay semana que no nos sorprenda con un look sencillo, alegre y fácil de copiar. La colaboradora de Telecinco, a la que ya hemos visto diferentes tipos de vestidos, no ha podido resistirse a estrenar el que más alegra. El suyo es de manga larga y corto, un diseño que es perfecto para el invierno combinado con una biker de efecto piel y también es ideal para la primavera porque es muy fresquito.

Se puede encontrar en el apartado de nueva colección de Zara (tiene un precio de 35.95 euros) y cuenta con tonos rosas, azules, amarillos y negros. Además de los colores, el vestido destaca por el detalle de abertura que tiene en la zona del pecho que lo hace muy especial. ¿Lo mejor? Está disponible en seis tallas que van de la XS, a la XXL.

Son muy fáciles de combinar 

Aunque no son novedad, -y regresan cada año con versiones mejoradas-, están arrasando como nunca. Y no nos extraña porque sientan de maravilla. Es más, son vestidos diseñados para estilizar la figura, por eso sientan bien a todos los tipos de cuerpos. Además, al ser corto, cortísimo, hará que tus piernas se alarguen unos centímetros visualmente.

Además, está confeccionado con frunces que ayudan a disimular fácilmente las zonas que más nos preocupan por el exceso de volumen: el pecho, la cintura o la cadera, por ejemplo. Si tu objetivo es disimular la tripa, elige uno que tenga el drapeado en la cintura  (como el de Nagore) y acertarás seguro.

Si eliges este tipo de vestido, solo necesitas un calzado sencillo porque el diseño es el auténtico protagonista del outfit. Puedes completar en look con zapatos de tacón destalonados (para dar un toque de sofisticación al conjunto), botas altas; planas o de tacón, de estilo cowboy, botines de plataforma o incluso zapatillas deportivas. Remata el estilismo con unos pendientes y un bolso a tu gusto y, ¡arriba ese ánimo!