La ceremonia de entrega de los Premios Goya supone una de las mejores citas del año con el glamour. Repasando su historia, y a pesar de los esfuerzos de muchas actrices por estar perfectas para este gran día, también encontramos importantes patinazos. Estilismos para olvidar como el vestido que lució Dafne Fernández en 2005. Un diseño imposible que obviaba una de las máximas de la moda: menos es más. No ha sido la única en estrellarse. Elsa Pataky, Alaska, Massiel, Nadia de Santiago… son protagonistas esta vez por sus desacertadas elecciones.

En 2012, Victoria Abril no brilló precisamente por su indescriptible modelo. Un vestido de corte asimétrico con destellos metalizados que combinó con joyas de Bvlgari y que despertó muchos comentarios. Algunos, incluso, la consideraron la peor vestida de la noche. Aunque si hay un estilismo que lo supere, este es sin duda el que llevó Massiel en 2015. En aquella ocasión la ganadora de Eurovisión 1968 se puso absolutamente todo. Un gran abrigo de piel, foulard, guantes, bolso de paillettes, una blusa de encaje y transparencias. ¿Alguien da más?

Los despropósitos en clave de estilo de los Goya

El look lencero en malva de Nadia de Santiago durante la gala de los Premios Goya de 2020 también es digno de olvidar. Optó por un estilismo muy sexy de la firma de corsetería Francisca Amores, pero se estrelló. Un dos piezas con el que bien podría haber despertado esa misma mañana. La intérprete de ‘Amar en tiempos revueltos’ combinó un body corsetero con una bata de gasa. Mientras que los zapatos que llevaba eran de Jimmy Choo.

Aunque es verdad que Elsa Pataky suele destacar por sus acertados modelos, no siempre fue así. También es cierto que ha ido puliendo su estilo a lo largo de estos últimos años. Nada tiene que ver la actriz de hace más de una década con la actual. El vestido que llevó en los Goya de 2006 es un auténtico despropósito en clave de estilo. Un vestido en color amarillo con escote corazón que confirma que como el buen vino, la intérprete ha ido ganando con el paso del tiempo.

Emma Suárez es otra de las actrices que incluimos en esta lista de las peor vestidas de los Goya. Lo consiguió gracias al outfit que llevó en 2017. Un modelo en color naranja confeccionado por Lorenzo Caprile de manga larga y engalanado con pedrería. Aunque su estilismo fue para olvidar, no así lo fue la noche, una de las más destacadas de su trayectoria profesional en la que consiguió un histórico doblete. Durante aquella inolvidable gala se alzó con dos premios Goya: a mejor actriz protagonista por la película ‘Julieta’ y de reparto por ‘La próxima piel’. “¿Qué está pasando esta noche? ¿Qué hago aquí otra vez?”, exclamó asombrada cuando volvió a subir al escenario a recoger su segunda estatuilla.