La colección más envidiada de Georgina Rodríguez se compone por un amplio abanico de bolsos de las firmas más lujosas del planeta


Prada, Chanel, Hermès, Louis Vuitton… La extensa y exclusiva colección de bolsos de Georgina Rodríguez es digna de exposición. La pareja de Cristiano Ronaldo es una mujer apasionada de la moda y uno de sus complementos fetiche es, sin duda, el bolso. Buscar uno en su vestidor es adentrarse en un espectacular mundo de lujo. Los tiene para todos los gustos: una amplia paleta de colores, diseños más clásicos, otros rompedores, en versión maxi, mini… Eso sí, avisamos, solo son aptos para unas pocas privilegiadas. Y es que todos alcanzan, al menos, las cuatro cifras. Nos rendimos absolutamente ante su colección más envidiada. Para aquellas que la miren con recelo, recordamos que hace tan solo cinco años era la encargada de venderlos en una tienda de lujo de la madrileña calle Serrano.

Modelos icónicos en la colección de bolsos de Georgina Rodríguez

Uno de sus preferidos es el bolso Birkin de Hermès. Una de las piezas más deseadas por las amantes de la moda. Un artículo que rinde tributo con su nombre a la actriz inglesa Jane Birkin. Creado hace casi cuatro décadas, es un auténtico icono dentro de la casa y un artículo que cuenta con, incluso, lista de espera de unos dos años entre las mujeres más ricas del mundo. La versión más económica supera los 5.000 euros y está fabricado a mano Los mejores artesanos se esmeran en realizarlos durante cinco semanas. Lo que más nos llama la atención es que Georgina los tiene en todas sus versiones y colores. Es uno de los bolsos que más utiliza, sobre todo, cuando coge un avión porque su gran formato se adapta a la perfección a sus necesidades.

En versión maxi

La de Jaca adoro los bolsos grandes, cuanto mayor capacidad mucho mejor. Otra de las casas ineludibles en esta colección es Chanel. Aquí también reparamos en un bolso que aunque de reciente creación, ya es un emblema en la maison francesa. De estilo clásico y muy atemporal, el Chanel 19 es el sucesor del mítico 2.55 con su reconocible acolchado, también es una pieza que rinde homenaje a Karl Lagerfeld. Georgina lo tiene en versión maxi y su precio supera los 5.000 euros. No dudó en posar con él en el interior de una granja.

Louis Vuitton es otra de sus firmas estrella de las que tiene, incluso, las maletas. Si nos tenemos que quedar con uno, este sería el de forma de corazón con el monograma LV que pertenece a la colección ‘Game On’. Un bolso cómodo para llevar cruzado, perfecto para el día a día, que no alcanza los 2.000 euros. Georgina nos lo presentó sobre la cubierta de un yate combinándolo con un chándal. También cuenta con el inconfundible bolso puzzle de Loewe, la versión mini tiene un precio de 1.600 euros. La cosa no queda ahí, porque a esta extensa y apabullante lista también se une algún Moschino, Christian Dior o Prada. ¿Alguien da más?