Marta López Álamo nos ha dejado ojipláticos con su último vestido de Balmain que cuesta casi 2.000 euros y tiene una réplica en Shein que cuesta tan solo 10.


La influencer no se anda con chiquitas, a ella lo de coquetear con marcas que no sean de lujo no le va y lo ha dejado claro con su último outfit. Marta López Álamo se ha convertido en todo un manual de moda al que recurrir, y nos ha mostrado su mejor vestido. Si eres de las que saca todo el armario para acabar poniéndose lo mismo de siempre, saca papel y boli para copiar este look.

La novia de Kiko Matamoros debe estar triste por la partida del colaborador de ‘Sálvame’ a Honduras. Hace unas horas confesaba haberse hecho un tatuaje que tenía que ver con ella. Marta, para ahogar las penas, ha preferido pegarle un viaje a su tarjeta de crédito con un precioso vestido de Balmain, que, debemos admitir, es precioso.

El vestido de Marta López Álamo tiene un precio de 1690 euros

El look de Marta constaba de este vestido ajustado en color caqui de estilo pichi, con unos botones dorados decorativos en el frente – el cierre tiene una cremallera en la parte trasera – con unas tiras inspiradas en las de los petos, con cuello cuadrado y diseño de paneles. El material del que está hecho es de lana con un forro de viscosa, un lujo de la firma francesa al que pocas pueden acceder.

El resto del look iba a cuenta del maquillaje, la influencer se aplicó una base en el tono de su piel, aunque se aprecian unos polvos bronceadores en los pómulos y algo de rubor. Lo más llamativo del maquillaje fueron los labios rojo mate perfectamente perfilados en el mismo color.

Para los ojos, que iban casi tapados por el flequillo, optó por un poco de rímel y una raya del ojo hecha con sombra negra en lugar de con eye-liner, este tipo de raya se diferencia porque no es tan definida y negra como la que queda con un delineador, es mucho más suave y casi difuminada, que queda mucho más natural.

Una raya del ojo muy fina con sombra le da toda la importancia a los labios rojo brillante

El peinado es igual al que nos tiene normalmente acostumbrados, un flequillo desfilado, algo abierto por el centro y el resto liso con las puntas un toque más claras que la raíz.

El complemento que eligió para acompañar a este vestidazo fue un reloj de esfera grande en color plata con cadena metálica. Por delante de las sandalias de tacón fino y de media altura asomaba una pedicura perfecta en color vino que iba a juego con sus labios. Arrastra para conocer todos los detalles del look y, además, podrás encontrar la alternativa al vestido de Marta por tan solo 10 euros en Shein.