Fiel a su cita con la Mercedes-Benz Fashion Week de Madrid, Begoña Gómez ha reaparecido en públco con su look más sorprendente


Fue el pasado 8 de marzo cuando la vimos por última vez en la manifestación de Día de la Mujer. Tras estos seis meses sin aparecer en público y superar el coronavirus, Begoña Gómez no ha querido perderse una cita marcada en su calendario desde que Pedro Sánchez llegó a la Moncloa: la Mercedes-Benz Fashion Week de Madrid, que vive la 72 edición más especial de todas.
Este verano nos quedamos con las ganas de ver el duelo de estilo con la reina Letizia en el Palacio de Marivent, ya que no acompañó a su marido en el encuentro que el presidente del Gobierno mantuvo con el rey Felipe, pero en la pasarela madrileña su presencia levantó mucha expectación con su look más rompedor hasta el momento.

La esposa del presidente del Gobierno llegó acompañada del ministro de Cultura, José Luis Rodríguez Uribe y se sentó en la primera fila del desfile de Modesto Lomba,  presidente de la Asociación de Creadores de Moda de España. Con la mascarilla y la distancia de seguridad pertinente siguió muy atenta las creaciones para la próxima primavera-verano, y nos sorprendió tanto con su estilismo como con su look beauty.

Juvenil y a la moda

Begoña eligió un sencillo pero impactante look en blanco y negro. Un vestido negro midi de tirantes y escote en uve pegado al cuerpo y con la falda de vuelo, combinado con unos botines blancos en punta y con tacón fino ligeramente satinados . Un look juvenil y moda, muy favorecedor que, además, resaltaba todavía más su bronceado. Los pequeños pendientes de aro en oro blanco completaban el estilismo.

Pero también nos llamó la atención su look beauty, con su melena mucho más larga de lo habitual, perfectamente peinada con ondas y raya al lado con flequillo abierto. En cuanto al maquillaje, la mascarilla solo nos dejó ver sus ojos ahumados y con raya negra bastante marcados.

El estilo de Begoña Gómez se caracteriza por su naturalidad, pero siempre con un toque chic. Adaptando las tendencias a su personalidad, hemos visto que se decanta por los vestidos de líneas sencillas, los clásicos trajes de chaqueta con algún toque actual y los colores neutros. Diseñadores españoles como Pedro del Hierro o Marcos Luengo, además del propio Modesto Lomba, están entre sus favoritos.
Su melena con mechas rubias, ahora más larga que nunca, es otra de sus señas de identidad.