La actriz ha paseado el fin de semana por el barrio madrileño de Lavapiés y ha hecho un alto en el camino para disfrutar de unos dulces y un café, pero lo ha hecho con un estilismo que nos ha enamorado y queremos copiarle. Además, Ana Milán ha elegido el vestido que más estiliza y que es perfecto para quitar un par de tallas a tu silueta. Te lo contamos todo a continuación.

Ana Milán tiene un gusto por la moda muy depurado y siempre hace alarde de ello, hasta para tomarse un croissant elige el mejor estilismo. La actriz ha optado por un vestido sin mangas, con escote en uve que alarga el cuello y favorece tengas el pecho que tengas y la cintura marcada con un fruncido y un lazo en el talle, que estiliza la figura. Además, el estampado en tartán en colores cálidos muy suaves, rojo cobrizo, amarillo y un azul muy claro, sentaban genial a su tono de piel Por otro lado, el tejido era prácticamente transparente y tenía un forro beige con un aire vintage muy chic. Un modelo de la firma Maksu que tiene un precio de 180 euros.

Ana Milán ha combinado el vestido que más estiliza con unas sandalias de tiras

La actriz se ha unido a la moda veraniega de las sandalias de tiras de estilo griego, un calzado muy cómodo para pasear y que encaja a la perfección con cualquier vestido. El aire vintage de la prenda, que tenía un entretejido de lúrex brillante, en contraste con lo llamativo del plateado de las sandalias funcionó estupendamente.

Ana Milán es una fanática de los complementos, y está siempre alerta a los más originales para lucirlos con maestría. En esta ocasión eligió un earcuff dorado de motivos vegetales que le daba a su outfit un toque más moderno y cañero.

El make up  fue muy sencillo y acorde para una tarde de paseo, sin estridencias. Para el pelo optó por un recogido de cola baja con raya en medio con el que llamaban mucho más la atención sus complementos, los pendientes, el earcuff y una cadena dorada y fina al cuello.  Todo un acierto que no os podéis perder.