La Princesa Leonor tiene por delante un intenso verano. Consciente de todos los actos que deberá asumir como heredera al trono, ha planeado unas vacaciones privadas junto a sus amigos. Un plan alternativo para despejar su mente y que obliga a su séquito de seguridad a desplegarse para velar por ella y protegerla. Es esta escapada precisamente el motivo de su baja en Marivent, donde según se ha revelado no estará presente.

A fecha de este artículo la primogénita de los Reyes no tiene intención de viajar al refugio veraniego de la Familia Real. En la segunda quincena del mes de julio estará junto a sus compañeros de la Academia General Militar, con quienes ha hecho muchas migas durante estos meses. Una escapada con la que daría la espalda al esperado posado de todos los veranos, en el que sus padres y su hermana se encontrarán con la prensa en Palma de Mallorca. 

Kate Middleton reaparece en el Trooping The Colour 2024: de blanco impoluto y un tocado del sombrerero de las royals

También te interesará

Un experto en realeza hace saltar todas las alarmas por la situación de la monarquía británica: “Tan frágil como lo está Kate Middleton”

"No quiere fotos, ni estar en Marivent. Prefiere sus planes privados. Tiene mucha ilusión por que lleguen esos días de escapada, y que además pueda gozar de más privacidad", dicen fuentes cercanas a Zarzuela. Así lo cuenta Monarquía Confidencial, donde explican que Leonor tiene ya el beneplácito de sus padres para veranear con su núcleo duro. Ese círculo creado durante este último año y que tanto le ayuda a sentirse como una más. 

A sus 18 años tiene clara sus responsabilidades, pero también cómo desea vivir esta etapa. Prueba de ello la pregunta que hizo a un compañero durante sus últimas maniobras, donde se interesó por la vida nocturna de Segovia. "Nos preguntó sobre nuestra experiencia en la Academia. Y le interesaba saber dónde salir de fiesta", explican el citado medio. 

En los últimos meses ha adquirido un mayor protagonismo y este verano ese ritmo no cesará. Lo demuestran los cuatro compromisos que tiene fijados tanto para julio como para agosto. No será hasta el próximo 3 de julio cuando esté presente en la entrega de los despachos, cita en la que se espera que su padre le entregue el de alférez. Solo unos días después y junto a su hermana, estará en los Premios Princesa de Girona. 

Leonor y sus vacaciones sobre la mesa

También te interesará

La prensa alemana avala el “talento secreto” de la Princesa Leonor que la distancia del resto de su familia

Las actividades que contarán con la Princesa el verano de 2024

El 10 de julio acudirá a Lloret de Mar con sus padres y, de nuevo, la Infanta Sofía, donde les espera alguna actividad de la fundación Princesa de Girona, para el 16 del mismo mes viajar a Galicia. Allí tendrá su primer contacto con la Escuela Naval de Marín en Pontevedra, su próximo destino. Y es que está previsto que se embarque en el buque escuela Juan Sebastián Elcano durante seis meses, eso sí, en 2025. 

No le quedará más remedio que seguir un horario estricto en esa etapa, en la que deberá arrancar el día antes de las 7 de la mañana. A las 6.45 horas se pasará revista, para poco después seguir con sus clases, actividades navales o militares. 

Leonor y Sofía, las grandes protagonistas de la Familia Real en los últimos días. 

Tanto Leonor como su hermana han acaparado toda la atención durante los últimos días. ¿La razón? Su salto de protocolo en el décimo aniversario de su padre en el trono, a quien quisieron sorprender con un discurso un tanto improvisado en el Palacio Real. Ante cientos de invitados y con la evidente complicidad de su madre, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía dejaron a todos sin palabras. Incluido a su padre, que no pudo contener la emoción, a pesar de las cámaras. 

"Mamá, papá, majestades, perdón por colarnos, pero también nosotras tenemos algo que decir. Gracias por acompañarnos para recordar que en estos diez años hemos aprendido de nuestros padres lo que es el compromiso que los cuatro tenemos con todos los españoles", leyeron mientras miraban el teléfono, que una de las dos sujetaba en su mano.

La Princesa Leonor, en una foto de archivo.

También te interesará

La Princesa Leonor se va de fiesta a Jaca: sus sorprendentes imágenes en los coches de choque

El micrófono abierto de su hermana pequeña

Fue un micrófono abierto el que a Sofía le jugó una mala pasada, pues se aventuró diciendo que estaba siendo un desastre. Nada más lejos de la realidad, ya que muchos aplaudieron este gesto tan natural. Un detalle que dejó en evidencia la exquisita relación que tienen entre ellas y la buena sintonía que tienen del mismo modo con su madre, quien pidió silencio a todos los presentes para que escucharan a sus adoradas hijas.