Violeta Magriñán y Fabio Colloricchio ya cuentan los días para verle el rostro a su primera hija en común, la cual será bautizada con el nombre de Gala. Lo tienen todo preparado, tan solo queda que llegue el decisivo momento para tener a su hija en brazos y poder compartir este feliz momento con su familia y amigos. Sin embargo, el destino les ha propinado un duro golpe y es que no podrán estar todos juntos en un día tan especial como el del nacimiento de la pequeña, pues la madre de Fabio no podrá estar junto a ellos por una cuestión tan imprevista que ha dejado a la pareja devastada, como así han querido dar a conocer a sus seguidores de las redes sociales para hacer la carga de la mala noticia más llevadera.

 

Entre los detalles que manejan Violeta y Fabio para la llegada al mundo de su primogénita está también organizar la llegada de sus respectivos familiares para que todos sean testigos de su feliz momento. Y es aquí donde han surgido los primeros contratiempos. La familia de Fabio vive en Italia y su madre tenía ya previsto coger un vuelo con destino a Madrid para ver en primera persona cómo se convierte en abuela. Sin embargo, no podrá ser.

Estamos muy tristes desde ayer, aunque no hemos hablado del tema por aquí. La mamá de Fabio venía este miércoles y se quedaba hasta mediados de agosto. Como sabéis, este sábado 30 de julio además es su cumpleaños, es una Leo como Gala y quién sabe si su nieta nacerá ese mismo día…, aunque pinta que viene antes”, comienza a relatar Violeta, para dar la mala noticia de que su suegra no podrá estar con ellos en este feliz momento por cuestiones de salud.

“El caso es que el marido de la mamá de Fabio ha dado positivo en Covid-19. Ella ha dado negativo, él es asintomático… pero por precaución deberá esperar una semana en poder venir. Ayer nos llamó ella y no podía parar de llorar y estamos muy tristes con eso, pero estamos seguros de que todo irá bien y que podría venir en pocos días. Te amamos”, le comunica Violeta a su suegra a través de los stories de su perfil de Instagram, sabiendo que su mensaje llegará a su destinataria y al resto de sus seguidores. Con ello, en la sala de partos tan solo estarán dos personas, que Violeta ya ha confirmado. Será el propio Fabio y su madre, mientras que su hermana se quedará al cuidado de su perrita Canela. Mientras tanto, tampoco estará el padre de Violeta, que trabaja en Ibiza y al encontrarse en temporada alta lo tiene muy complicado aparcar su trabajo para esperar la llegada de su nieta.

¿Qué es el síndrome de Hashimoto que sufre Violeta Magriñán?

Se trata de una enfermedad que supone la inflamación crónica de la glándula tiroides y que puede llegar a provocar hipotiroidismo