Kiko Rivera ha demandado a su tío, Agustín Pantoja, acusándole de tres supuestos delitos. Sin embargo, el hermano de la tonadillera ya prepara su venganza. Quiere pagarle a su sobrino con la misma moneda y, tal y como ha podido saber SEMANA en exclusiva, ha movilizado a sus abogados para demandarle por atentar contra el derecho a la intimidad y el honor


Parecía que la tormenta había amainado, pero nada más lejos de la realidad. Aunque los últimos han sido meses de cierta calma mediática para el clan Pantoja, el conflicto familiar se ha avivado recientemente y Kiko Rivera ya lo ha advertido: “Vienen días moviditos”. Y parece que no miente, porque la batalla judicial por hacer que se cumpla la última voluntad de su padre, el torero Paquirri, no solo ha puesto en jaque a su madre, Isabel Pantoja, sino también a su tío, Agustín Pantoja, a quien le adjudica tres supuestos delitos: estafa, administración desleal y apropiación indebida.

Pero moviditas van a ser para él también las próximas jornadas, porque si Kiko Rivera ya ha presentado una denuncia por lo penal contra su tío en el juzgado número 2 de Chiclana de la Frontera el pasado 12 de abril, el hermano de la tonadillera ya planea responderle con la misma moneda. Agustín Pantoja ya ha puesto en marcha la maquinaria en su despacho de abogados y, tal y como ha podido saber la revista SEMANA en exclusiva, actualmente prepara una demanda contra su sobrino por atentar, según él, contra su derecho al honor y a la intimidad, como así podrás leer en el nuevo número que encontrarás a partir de este miércoles en tu kiosco más cercano.

Foto: Instagram

Según las fuentes a las que ha tenido acceso la revista SEMANA en exclusiva, Agustín Pantoja lleva un tiempo recabando toda la información necesaria para presentar dicha denuncia y en ella se incluirán las declaraciones que Kiko Rivera ha dado cuando su enfrentamiento con su madre estaba de máxima actualidad. Siempre según el parecer de Agustín Pantoja, el Dj se había extralimitado en algunas cuestiones y habría ofrecido detalles de su vida más íntima que no está dispuesto a tolerar.

Así, Kiko Rivera y Agustín Pantoja se cruzarán diversas acusaciones que, lamentablemente, terminarán con tío y sobrino en los juzgados, a pesar de que, según el hijo de la cantante, él ha hecho todo lo posible para que no fuera así: “Lo he intentado todo. De hecho, hace unos días sus abogados se pusieron en contacto con los míos para tratar de llegar a un acuerdo. Les dije que el primer paso sería que me entregasen los enseres de mi padre, los que me corresponden por testamento, y me dijeron que sí, pero al día siguiente me llamaron que no podía ser porque no los encontraban. Se están riendo de mí”, sentenciaba Kiko Rivera en conversación telefónica con ‘Sálvame’.

Montaje SEMANA

Kiko Rivera, enfadado con su prima, Anabel Pantoja

Por otro lado, sin llegar a tal punto y con la confianza puesta en una posible reconciliación, Kiko Rivera ha sumado a su lista de “enemigos” también a su prima, Anabel Pantoja. El hijo de la tonadillera ha dejado claro que la colaboradora ya “no me aporta nada” y prefiere interrumpir su relación con ella: “Dejé a mi prima de lado cuando me dijo que no quería que yo le enseñara nada de la documentación que poseo y que explica mi comportamiento con mi madre. Ese día entendí que no debería seguir a mi lado. Está claro que ha tomado partido por mi madre”, reconocía el Dj, con dolor, pero sabiendo que es el paso necesario por su propio bien.