Riverita ha muerto este viernes tras una larga lucha contra un cáncer. Durante los últimos meses de vida pudo cumplir uno de sus deseos: pasar tiempo con Kiko Rivera


Hoy es un día triste para la familia Rivera. Este viernes en la madrugada, fallecía José Rivera, más conocido como ‘Riverita‘, el hermano de Paquirri. El encargado de anunciar la noticia ha sido su sobrino Canales Rivera, quien siempre ha estado muy unido a su tío. Un duro momento para la familia, pero que han visto como el extorero cumplía uno de sus últimos sueños: reunirse con su sobrino, Kiko Rivera. Hay que recordar que Kiko siempre se ha mantenido alejado de su familia paterna y no ha sido hasta ahora cuando ha recuperado la relación con sus hermanos, Francisco Rivera y Cayetano Rivera, además de otros miembros de la familia.

Fue el pasado 18 de noviembre cuando Kiko Rivera se reunía con su tío, Riverita. Un encuentro muy especial que suponía una tranquilidad para el hermano de Paquirri, que por fin podía volver a retomar la relación con el hijo menor de su hermano. A lo largo de su vida, el tío de los hijos de Paquirri apenas ha visto al hijo de Isabel Pantoja. Solo habían coincidido en contadísimas ocasiones, como la boda de Cayetano con Eva González. Por este motivo, los hermanos Rivera viajaron desde Sevilla hasta Cádiz, concretamente hasta Barbate, para mantener un encuentro que duró aproximadamente unas seis horas.

El emotivo encuentro que reunió a Riverita junto a sus sobrinos

Este fue un día muy especial para Riverita, ya que por primera vez tenía a los tres hijos de su hermano Paquirri juntos. Durante esa cita tuvieron la oportunidad de charlar largo y tendido sobre su hermano, así como de anécdotas diversas de la familia. También pudieron echar un vistazo al álbum de fotos familiar, que para el DJ suponía un auténtico descubrimiento.

© Redes sociales.

Además, el que fuera torero no quiso que sus sobrinos se fueran con las manos vacías. Así lo desvelaba Arancha Rivera, hija de Riverita: «Mi tío le ha regalado a Kiko hoy un capote que le ha encantado a Kiko y a Cayetano le regaló una montura que era de mi tío Riverita, no de Paquirri», señalaba por aquel entonces. «Han estado hablando de cosas que no han podido hablar nunca, cosas muy emocionantes de mi tío. Han estado viendo fotos que nunca había visto, muchos recuerdos de su padre».

Para Riverita fue una auténtica sorpresa recibir en su casa a Kiko Rivera. Así lo desvelaba él pocos días después del encuentro. «No me lo esperaba, porque estaba durmiendo», admitía. Al ver a Kiko lo confundió con otra persona: «Yo creía que que otro amigo y después me di cuenta de que era Francisco». El hermano del mítico torero se ha marchado de esta vida cumpliendo uno de sus sueños: volver a abrazar a su sobrino, Kiko Rivera.