Hablamos con un oncólogo médico sobre el cáncer de pulmón que padece Mila Ximénez para saber cómo serán los próximos meses para la colaboradora.


Desde que Mila Ximénez revelara públicamente la batalla a la que debe enfrentarse los próximos meses, no ha dejado de recibir mensajes de cariño. Un goteo constante de palabras de afecto tanto en redes como en privado que la periodista agradeció este jueves en su Instagram. La colaboradora reapareció en su red social un día después de confesarse en ‘Sálvame‘ sobre la enfermedad que padece: «Tengo un tumor, un cáncer de pulmón«. Alertada por los dolores fuertes en su espalda, acudió a un hospital, donde confirmaron este diagnóstico que ha supuesto un gran golpe para su entorno. Al no ser operable, la próxima semana comenzará a tratarse: «Recibiré tratamiento de quimioterapia e inmunoterapia para que el cáncer no se siga ramificando y que se duerma».

Un proceso que se repetirá, según ella misma ha explicado, cada tres semanas durante aproximadamente seis meses. Para conocer a qué se enfrenta, cómo se encontrará y si Mila podrá incorporarse en el mes de septiembre a su puesto de trabajo, tal y como ella tiene previsto, nos hemos puesto en contacto con un oncólogo médico, quienes nos da todos los detalles de esta lucha contra el cáncer.

Madphoto

Mila comienza la batalla tremendamente positiva, actitud que los expertos consideran un factor imprescindible. La periodista es optimista y en sus planes jamás ha entrado el de rendirse, mucho menos ahora. Sin embargo, no esperan unos meses fáciles para Mila, pues hay efectos secundarios que son muy habituales en los pacientes que han recibido quimioterapia-inmuno. Además de la quimio, Mila recibirá inmuterapia, un tratamiento que estimula las defensas naturales del cuerpo con sustancias producidas por tu cuerpo o en un laboratorio, con el fin de fortalecer el sistema inmunitario. «Puede tener nauseas, vómitos, caída de pelo. Esto último depende porque, a veces, se les pone un gorro frío para evitar que se caiga el cabello. Lo del gorro frío se utiliza para otro tipo de fármacos y, en especial, para el cáncer de mama. Con la quimio en muchas ocasiones se pierde cabello y con él lo que se hace es, para que todo el mundo lo entienda, reducir el flujo sanguíneo que va a la cabeza y al tener menos flujo sanguíneo la quimio no llega hasta ahí. Eso lo que provoca es o bien que no se te caiga o que se te caiga menos. No siempre funciona y no siempre se pone, pero es una opción», comienza diciendo esta voz experta a SEMANA.

No obstante, Mila también puede sentir falta de energía, por lo que deberá guardar reposo y deberá apostar por una vida sosegada. Su intención es viajar a Marbella, ciudad malagueña en la que ha alquilado una casa para estar junto a su familia. «Lo habitual es que les bajen las defensas, le dé anemia, mucho cansancio, sobre todo, por la inmunoterapia. Yagas en la boca, eso durante el tratamiento de quimio inmuno…», añade el oncólogo. Esta etapa la vivirá rodeada de los suyos, quienes desde el principio le han brindado todo su apoyo, sobre todo, sus hermanos, que ya superaron la misma enfermedad que Mila Ximénez. Lograron vencerla y eso ayuda enormemente a la colaboradora a mostrarse muy esperanzada ante el futuro, un futuro en el que ella ha prometido curarse.

Pero, ¿qué sucederá cuando comience con la radioterapia? «A medida que vaya pasando el tiempo se irán encontrando más débil porque son dosis acumulada. Luego con la radioterapia los efectos son más locales, es decir, si se la dan después sola y sin combinarlo con quimioterapia, se encontrará más o menos bien. Tendrá cansancio y localmente puede tener molestias en pecho o espalda. Se suelen encontrar bastante mejor en esta etapa, si es todo junto, es decir, quimio inmuno más radioterapia, es más complicado porque tienen todos los efectos juntos», añade el oncólogo médico a esta revista.