El estreno de ‘En el nombre de Rocío’ ha abierto, una vez más, la caja de Pandora en el clan Mohedano. Rocío Carrasco lanza nuevas y durísimas acusaciones contra sus hermanos, a los que acusa de ser «unos hipócritas y unas malas personas», pero no es solo ella quien desvela nuevos datos sobre la herencia de Rocío Jurado. Ana Iglesias Gil de Bernabé, que fue la vecina y amiga a la que la cantante designó como albacea, administradora y contadora partidora de su herencia, le ha entregado una carta en la que no salen muy bien parados ni Gloria ni Amador Mohedano. Al conocer el contenido de dicha misiva, Terelu no se ha quedado callada. “Hace bastantes años tuve conocimiento de lo que ponía en ese testamento”, admite la malagueña. Desde hace años supo qué incluía el documento con las voluntades de la chipionera: “A partir de entonces pude entender algunas actitudes que veía”.

Rocío Carrasco (7)
Telecinco

Con estas palabras, la colaboradora de ‘Sálvame’ ha mostrado, una vez más, su incondicional apoyo a la hija de la chipionera, con la que mantiene una fuerte amistad. Por este motivo no se ha mostrado sorprendida al conocer el contenido de la carta de la albacea de la cantante. En ella hace referencia a la familia Mohedano. «Como yo conocía el patrimonio, cuando yo leí las disposiciones testamentarias a los presentes en la casa de La Moraleja y vi la cantidad de legados, les dije que mi obligación era cubrir primero las legítimas de los tres hijos herederos y que si no era suficiente tendría que recortar los legados. Tus tíos se creían que se estaban repartiendo los bienes de la herencia de una madre, no los bienes de una hermana», dice.

«Tu madre empezó a notar que las cosas no se llevaban bien», dice la albacea de Rocío Jurado en referencia a Amador Mohedano

La parte más delicada del escrito es aquella en la que narra cómo Rocío Jurado le hace una petición muy especial: «Tu madre empezó a notar que las cosas no se llevaban bien al enterarse de que muchos pagos se hacían con recargo por ser pagados fuera de plazo. Me pidió que estudiara el funcionamiento de la actividad. Una vez analizada la documentación, redacté unos informes».

Rocío Jurado
Gtres

En la carta de Ana Iglesias hay fragmentos en los que recuerda: «No es nada frecuente dejar tantos legados a hermanos, sobrinos y terceros cuando el testador tiene hijos que son los legítimos herederos. Estoy segura que tu madre me confió esa tarea a mí para protegerte a ti. Me nombró albacea sabiendo la opinión que tenía de tus tíos, opinión que me fui formando por lo que veía y por el asesoramiento anterior».

Asimismo, la amiga y vecina de Rocío Jurado ha dejado claro que «nunca ha cobrado» ni por tramitar la separación, ni por el divorcio, ni por ningún tipo de gestión porque eran amigas. Lo que conserva de la artista son los recuerdos y los regalos que esta le hizo en vida. El motivo por el que ha accedido a aparecer en televisión ha sido la insistencia de la dirección: «La productora se ha puesto en contacto conmigo para que hable de mi relación con tu madre, pero he declinado la invitación porque mi política ha sido siempre la de no intervenir en los medios, a pesar de las numerosas ofertas que me han hecho».

¿Quién es Ana Iglesias?

Ana Iglesias Gil de Bernabé fue amiga y vecina de Rocío Jurado desde septiembre de 1986, cuando la cantante se mudó a La Moraleja. Años más tarde la designó como albacea, administradora y contadora partidora de su herencia.