Este martes, nos sorprendíamos con la entrevista de María Teresa Campos en ‘Es la mañana de Federico’, quien entre lágrimas le desvelaba a Federico Jiménez Losantos en su programa, agradecía su cariño. Desde que entrara Bigote Arrocet en el concurso de ‘Secret Story’, este ha hablado en más de una ocasión de la veterana presentadora, negando la versión que ella dio después de que ambos tomaran caminos separados. María Teresa se ha emocionado asegurando que «no quiero hablar de esa persona, solo he llamado para darte las gracias». El hecho de esta entrevista ha pillado por sorpresa a sus hijas. Sobre todo a Terelu Campos, que horas después se ha sentado en el plató del concurso de Telecinco y ha hablado largo y tendido sobre lo que ha ocurrido.

Terelu Campos cree que su madre no debería aparecer públicamente

Aunque la colaboradora de televisión entiende que estén en un programa de televisión, ha hecho un llamamiento a todas las personas y directivos de la tele y radio para que no alimenten esto más. «Yo creo que eso corrobora lo que yo pedía hace unas semanas en ‘Viva la vida’ hacia a ella. En una manera que me da la razón y creo que es el momento de apartarla lo máximo posible porque es lo mejor para ella. Es lo bueno para ella», ha comenzado diciendo visiblemente afectada.

Telecinco

Carlos Sobera ha querido conocer si sus hijas sabían que María Teresa Campos iba a hablar en directo o no, algo que la propia Terelu ha negado: «Yo me lo he encontrado. No me ha sorprendido. Yo hablo con ella y sé perfectamente como está ella, pero no quiero que hable públicamente porque yo creo que no es bueno para ella. Ella cree que puede estar hablando sin que se haga público y luego sí», ha dicho destrozada en el plató de ‘Secret Story’.

La colaboradora se ha mostrado impotente por lo ocurrido esta mañana

Terelu Campos estaba enfadada y rota por lo que había ocurrido esta mañana: «Tengo una grandísima impotencia Carlos. Yo entiendo que hay un reality y que todos participamos, pero luego hay una persona que creo que merece el respeto de mas de 60 años, que se lo ha ganado y de tener 80 años de edad. Yo sé que cuando yo hablo se me entiende, como lo puedo o lo quiero decir, por eso me entristece que entediéndome todo el mundo, nadie lo respete», ha sentenciado. Y es que no es la primera vez que pide que no le hagan hablar públicamente a su madre. A pesar de esto, hoy ha ofrecido unas jugosas declaraciones que no han pasado desapercibida.