Rocío Carrasco ha desvelado si le hubiera gustado o no tener más hijos después de ser madre de Rocío Flores y David Flores.


Rocío Carrasco fue madre junto a Antonio David Flores cuando era muy joven. Pocos años después y ya habiendo sido madre de sus dos hijos, pusieron punto y final a su matrimonio. Años más tarde, ella se enamoró de Fidel Albiac, con quien, por cierto, no ha experimentado la maternidad. Preguntada por esta cuestión, Rocíito tiene muy clara su respuesta. «Me hubiese encantado tener más hijos. No hubiese podido tener un embarazo normal ni tranquilo. Dicho todo lo que he contado y habiendo tocado fondo y tomado conciencia de que la vida es maravillosa, sí» dice cuando se le pregunta si está preparada para serlo ahora. Todavía no se ha recuperado del todo y está volcada en su recuperación, ya que cabe recordar que lleva en tratamiento psiquiátrico desde el año 2011. «Estoy saliendo de la depresión. Estoy en ello, no sales de la noche a la mañana. No se sale tan rápido, estoy a muy poco de salir», ha revelado.

Gtres

A día de hoy, no mantiene contacto con ninguno de sus hijos y en todo momento mantiene que el verdadero culpable de todo ello no es otro que su expareja, Antonio David. Para ella el que fuera colaborador de ‘Sálvame’ es quien ha manipulado a sus dos hijos hasta ponerles en su contra, siendo una historia sin marcha atrás. La hija de Rocío Jurado cree que ya está todo perdido con ellos y así lo sostiene delante de las cámaras. Una de las condiciones para que ella pudiera acercarse de nuevo a sus hijos sería que dejaran de lado al ex guardia civil, algo que ella sabe que no sucederá ni ahora ni nunca. Después de explicar Rocío que no está lista para mantener una conversación con su hija, ha contado el motivo por el que se sentó con ‘La Fábrica de la tele’ para contar su verdad.

«Es el primer día que me pongo delante de mis hijos. Lo hago cuando ya está todo perdido. Muy a mi pesar… está todo perdido, no sé cómo en un futuro, pero en un presente lejano está perdido», dice cuando le preguntan por ellos. Todavía es pronto para saber qué deparará a ambos y que sucederá con su relación, eso sí, ella tiene poca esperanza con que algún día vuelvan a unirse en el camino. A ello se suman sus declaraciones haciendo mención a qué opinaba cuando veía a su hija en ‘Supervivientes’ mientras lloraba por ella, unas lágrimas que asegura no creerse. «De repente cuando está aquí los siete años su madre es Olga y cuando se va a ‘Supervivientes’ su madre soy yo», ha dicho sobre la escena en la que Rocío lloraba sin cesar.