Desde que se anunciara su ruptura con Ezequiel Garay, Tamara Gorro ha atravesado una gran crisis personal por la que decidió poner tierra de por medio. Después de su 35 cumpleaños, que lo pasó con el futbolista y su familia, decidió marcharse para resetear y recargar las pilas para regresar lo mejor posible. Una semana después de anunciar su marcha, la influencer ha reaparecido en redes y ha posado desde «su refugio». Tamara ha elegido una zona de playa para desconectar e intentar recuperarse. «Mi último despertar aquí…», anunciaba en la fotografía en la que aparece posando con un café en la mano y unas vistas inmejorables.

Tamara Gorro se ha marchado a la playa para desconectar y resetear

Tal y como hemos dicho anteriormente, Tamara Gorro ha elegido un destino de playa para recargar las pilas. Después de una semana completamente desconectada, incluso de las redes sociales y su familia virtual (así llama a sus seguidores), ha reaparecido para anunciar que ya regresa a casa. «Hoy marcho para España. Estos días me dedico a estar con mis hijos y familia (muero por verlos)«, anuncia. Sin embargo, no se olvida de sus internautas y asegura que «la semana que viene, estoy con vosotros y os cuento cositas. Os echo tanto de menos…», dice.

Tamara Gorro va aprovechar el fin de semana para pasarlo junto a los suyos y recuperar el tiempo perdido. Eso sí, un tiempo para encontrarse a ella misma y recomponerse después de los últimos acontecimientos. Ahora, a su regreso a casa, la influencer aprovechará para ponerse al día junto a los suyos. «Os dejo el finde libre de intensidad familia virtual.
Eso sí, necesito saber, si todo está en orden. ¿Estáis bien?, ¿algo en lo que os pueda ayudar? ❤️OS AMO❤️», ha respondido. Y es que ella siempre se ha mostrado muy pendiente de todos sus seguidores. Para Gorro, su «familia virtual» es un apoyo fundamental tanto en los momentos buenos como en los malos.

Tamara Gorro
Redes sociales

La influencer se ha tomado un respiro en este delicado momento personal

Tamara Gorro está atravesando una dura etapa a nivel personal que ha coincidido con el reciente anuncio de su separación. Llevaba doce años unida al exfutbolista argentino Ezequiel Garay, quien está siendo también un gran apoyo para ella en estos momentos tan delicados. Ella misma ha reconocido que está «enferma» y que está trabajando con profesionales para superar este trance. «Dicen que no se debe huir de los problemas, pero como bien dice mi terapeuta y psiquiatra, ‘no es huir, es resetear’. Así lo tomo yo», confesaba hace tan solo unos días cuando iniciaba un importante viaje fuera de nuestras fronteras. «Es la primera vez que voy hacer esto, desconectar del mundo, con la intención de volver con ganas de seguir, de empezar a ser yo», decía.