Tamara Falcó e Íñigo Onieva han sido capaces de superar cada escollo en el camino, al menos hasta ahora. Tras dos años juntos han hecho oficial su compromiso, una boda que si todo va bien se celebrará el próximo 17 de junio de 2023. Justo en plena revolución y una emoción desbordante, un vídeo puede poner en peligro los planes de la pareja y es que en él aparece Íñigo besándose con otra mujer. En él se ve al empresario bailando y disfrutando del festival de música llamado Burning Man, el cual se celebró hace tan solo dos semanas en Nevada (Estados Unidos), según EDAtv. En un clip de tan solo 31 segundos, está el novio de Tamara fundiéndose en un beso con una de sus acompañantes, de hecho, ella llega incluso a agarrarle la barbilla y durante más de seis segundos no se separan.

Vídeo: Edatv

Al parecer, un asistente a este festival al que cada vez acuden más rostros conocidos grabó una panorámica en la que salía Íñigo Onieva. Primero de espaldas y luego de frente, se ve a la perfección que es el joven el que aparece en este impactante vídeo. En un principio aparece besándose con una chica morena, cuyo atuendo se mimetiza con el festival al que acudieron para luego separarse y seguir disfrutando de la música y el ambiente que estaba teniendo lugar. Íñigo posteó algunas imágenes de su viaje el pasado 8 de septiembre, capturando algunos de los momentos más destacados de su periplo, aunque no hubo ni rastro de este preciso instante que, quién sabe, si podría traerle problemas con su futura mujer. Eso sí, sí que aparecen en el vídeo los dos amigos que después posan con él en dicha publicación compartida por Íñigo Onieva: Wassim Berro, que en el vídeo de la polémica lleva sobre la cabeza un pañuelo que en la foto lo lleva en el cuello; así como Mimi Monzón.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Iñigo Onieva Molas (@ionieva)

Según mantiene el citado medio este vídeo ha sido tomado en el evento anual que se celebra en un desierto de Nevada y cuya duración es de una semana. Exactamente se encuentra en el Black Rock, una región árida en la que se reúnen más de 80.000 personas y cuyo culmen es el de prender fuego a un hombre de madera gigante. Suele organizarse entre finales de agosto y principios de septiembre cada año y este año Íñigo Onieva no se lo quiso perder. Acudió junto a varios amigos con los que se fotografió y en las que quedó patente que para él fue un día inolvidable, pero ¿qué explicaciones le dará a Tamara Falcó?, ¿cómo se tomará estas imágenes la actual marquesa de Griñón?, ¿dará un giro a sus planes? Solo el tiempo lo dirá.