La mujer de Ortega Cano ha protagonizado el momento más tenso durante la llegada de los concursantes de ‘Supervivientes’ a España después de tres meses. Muy agobiada, no ha podido evitar las lágrimas por todo el lío que se ha formado en el aeropuerto.


El pasado mes de febrero empezaba una edición de ‘Supervivientes’ atípica. El adelanto del formato hacía que los concursantes vivieran algunos momentos de tensión por las fuertes lluvias, pero no fue el único contratiempo que han vivido durante estos meses. Y es que los concursantes se enteraban en Honduras de todo lo que estaba ocurriendo en España por la crisis del coronavirus, algo que les cogió de sorpresa.

Ahora, unas semanas después, han vuelto a España para que en apenas unos días se celebre en el plató de ‘Supervivientes’ la final. Ana María Aldón, Rocío Flores, Barranco, Hugo Sierra y Jorge. Elena también ha ido en el vuelo que les ha traído de nuevo a España, pero ella se convirtió en la última expulsada.

Los concursantes han llegado a nuestro país con todas las medidas de seguridad. De hecho, todos llevaban su mascarrilla y guantes, con el fin de evitar los contagios. Además, con el fin de pasar desapercibidos (algo que por supuesto no ha ocurrido) llevaban una gorra puesta. La organización del programa les ha puesto unos cascos con música para evitar que escucharan las preguntas de los periodistas que se encontraban a la salida de las llegadas en el aeropuerto de Madrid.

El momento más llamativo lo ha protagonizado Ana María Aldón. La mujer de Ortega Cano, muy poco acostumbrada a la presencia de tantas cámaras de televisión, ha tratado de avanzar hasta el coche que los llevaría al hotel, pero se ha encontrado con muchos impedimentos.

La llegada de los concursantes ha causado sensación

Se ha mostrado en todo momento muy agobiada y no pudo evitar llorar ante lo que estaba viviendo. Y es que la llegada de los concursantes es muy esperada. A esto se une que en todo momento había que respetar la distancia de seguridad de dos metros, algo que ha sido prácticamente imposible.

Ana María ha necesitado en todo momento la ayuda de algunos del equipo de ‘Supervivientes’ para llegar hasta la furgoneta. Gracias a ellos, que pedían tranquilidad a los medios de comunicación, Ana María Aldón ha podido llegar hasta la furgoneta con sus pertenencias.

Tras la mujer de Ortega Cano llegaban Rocío Flores, Jorge, Barranco y Hugo Sierra. Con los concursantes ha viajado Lara Álvarez, que en otras ediciones volvía sola. No han podido esperarles en esta ocasión su familia, que normalmente va a recibirla. Hay que recordar que esta situación es excepcional, ya que por la crisis del coronavirus han tenido que volver antes de tiempo y de manera apresurada.

Una vuelta apresurada

Según una orden del Ministerio de Sanidad publicada el pasado martes en el Boletín Oficial del Estado (BOE), los viajeros que lleguen a España desde el extranjero, incluidos los procedentes de la UE o del espacio Schengen, deberán guardar una cuarentena de 14 días a su regreso a nuestro país. Esto hubiera obligado a los concursantes de ‘Supervivientes’ a respetarla, por lo que no hubieran podido acudir a un plató de televisión. Esta medida ha sido estudiada por el programa, que decía volver a España ya y llevar a cabo las galas en España.