Joaquín Torres (53 años) no está pasando el mejor momento de su vida. El arquitecto aún no ha superado la reciente muerte de su madre, a la que estaba muy unido. De hecho, no puede ocultar su emoción al hablar de ella. La ausencia de su madre se une a que todavía se recupera del accidente de moto que sufrió el pasado mes de diciembre cuando iba por las calles de Madrid. Después de meses complicados, el arquitecto ofrece su entrevista más sincera en SEMANA.

El arquitecto se sincera y abre las puertas de su residencia familiar en Madrid

SEMANA convierte en protagonista de la actualidad a Joaquín Torres en su nuevo número, que podrás adquirir desde este miércoles en tu kiosco o supermercado más cercano. El arquitecto no solo reconoce que ha tocado fondo desde que perdió a su madre, también nos abre las puertas de su espectacular residencia familiar, la que comparte junto a sus hermanos Mayte y Andrés, y que está situada en una de las urbanizaciones más exclusivas de la capital. "Mi padre es el que vive en usufructo, aunque a todos los efectos es suya", ha reconocido en el interior de SEMANA.

PORTADA SEMANA

Rodolfo Sancho, portada de la Revista SEMANA número 4398.

Montaje Revista SEMANA

Arantxa del Sol en un montaje de SEMANA.

También te interesará

El sofisticado plan de Arantxa del Sol y Finito de Córdoba con el que dan la espalda a las polémicas

Joaquín Torres no ha tenido reparos a la hora de dejar entrar a SEMANA en este hogar, al que le tiene un especial cariño. Eso nos ha permitido ver cómo es la vivienda, que consta de 2.800 metros cuadrados, divididos en tres plantas, en una parcela de 10.000 metros cuadrados.

Como podrás ver en el interior del nuevo número de SEMANA desde este miércoles, se trata de una casa que él mismo diseñó y construyó cuando apenas tenía 25 años, en La Finca, donde precisamente Joaquín Torres jugó un papel fundamental en el diseño de Los Lagos, la parte más exclusiva de esta urbanización.

Volviendo a la casa que ahora nos ha permitido ver, el arquitecto recuerda que fue un encargo de su padre, con el que no tenía una buena relación: "La realidad es que fue un encargo de mi madre. Yo no quería trabajar con mi padre porque no me llevaba bien, ella me pidió que aceptara el trabajo. Yo era muy joven, tenía muchas inseguridades y fue durísimo trabajar con alguien como él, muy autoritario y acostumbrado a mandar", recuerda el arquitecto sobre esa época de su vida.

Joaquín Torres revela en qué punto está ahora la relación con su padre

La relación con su padre ha marcado claramente la vida de Joaquín Torres. El arquitecto no se llevaba bien con él, pero ahora reconoce que todo ha cambiado. Su padre se ha hecho mayor y requiere la ayuda de sus hijos: "Llega un momento en el que hay que perdonar, aunque hay un gran vacío emocional entre ambos y eso no se puede rellenar, porque son muchos años de dolor y alejamiento", reconoce.

Joaquín Torres posa para SEMANA.

Joaquín Torres habla de la dura relación con su padre, al que ha sabido perdonar con el paso de los años.

Alberto Bernárdez.

Los pendientes del origen de la disputa de Joaquín Torres con su hermano: valorados en más de un millón de euros

También te interesará

Unos pendientes, el origen de la disputa entre Joaquín Torres y su hermano: valorados en más de un millón de euros

Su padre, que está como él  dice, en los últimos momentos, está siendo atendido por todos sus hijos, incluido Joaquín Torres, que prometió a su madre que estaría pendiente de él: "Mamá me pidió en su lecho de muerte que no abandonara a papá emocionalmente y que viniera a verlo", apunta el arquitecto.

"Mi madre se murió para salvarme", declara Joaquín en el interior de SEMANA

Pero de lo que no hay duda es que Joaquín Torres tenía una conexión especial con su madre, de la que habla en las páginas de SEMANA con mucho cariño. De hecho, no ha podido ocultar la emoción al hablar de ella y ha llorado desconsoladamente en la entrevista cuando la recuerda: "Mamá lo era todo para mí. Era una persona extraordinaria. Nunca la vi enfadada con nadie, ni con su marido, que tenía una forma de tratarla autoritaria. (...) La echo mucho de menos", empieza diciendo sobre ella.

Joaquín Torres tuvo que despedirse de su madre el pasado mes de marzo, cuando todavía se recuperaba de las duras consecuencias de su accidente de moto. Eso le ha llevado ahora a recordar qué le dijo su madre: "Mi madre se murió para salvarme. Decía que lo mío no era una cadena rota, que tenía otra cosa y hasta que ella no se fue, no me diagnosticaron la infección de huesos", ha explicado Joaquín en su entrevista más sincera.

Para leer esta entrevista al completo, donde Joaquín cuenta aspectos desconocidos de su vida, y para ver el extenso reportaje de fotos en su espectacular casa familiar, hazte con el nuevo número de SEMANA, a la venta desde este miércoles en tu kiosco o supermercado más cercano. ¡Corre a por tu ejemplar!