Hace un mes el padre de Rozalen murió y ahora ella le ha dedicado una carta que encierra mucho sentimiento y ha hecho llorar a todos. El amor de una hija a un padre al que admira y el dolor de su ausencia nunca han sido mejor expresados en una carta…


El pasado 17 de febrero Rozalén tuvo que despedirse de su padre, Cristóbal Rozalén, mano derecha de José Bono en Castilla La Mancha y un vecino muy querido por todos. El dolor de la cantante fue mayúsculo cuando tomó los mandos de sus redes sociales para informar a sus seguidores de su pérdida: “acaba de morir mi padre… que nunca dejó de cogerme en brazos”, escribía la cantante, cosechando un aluvión de mensajes de ánimo y condolencias entre sus seguidores y amigos de profesión. Desde entonces no ha vuelto a hacer mención pública al suceso, hasta ahora, que se ha armado de valor para confesar no solo cómo se siente, sino también aquellos consejos y grandes lecciones de vida que le ha dado y que no podrá olvidar jamás. Todo redactado en una carta que ha conmovido a sus seguidores.

“Padre mío… un mes sin ti. Y siento que me han arrancado parte de la raíz del árbol que me sostiene. Y siento que de esto no me voy a curar. Que aún me dura el golpe en el pecho y el temblor en las manos. Como si el pequeño resquicio que quedaba de mi infancia definitivamente hubiese terminado… Te has ido de golpe, en la madrugada de una noche de luna lleva. Te has ido en silencio sin conocer la muerte, a la que tanto temías. Ahora empatizo más con el dolor, porque me parecen ya tan crueles las leyes naturales de la vida… Se me ha helado un trocito de corazón tras el beso en tu frente fría mientras acariciaba tu cabello, como cuando era una niña”, comienza así una carta que encierra mucho cariño hacia su padre, pero también muchísimo dolor por su ausencia.

Rozalen ha querido compartir con sus seguidores las últimas palabras de su padre: “Me has regalado los cuatro últimos días de tu vida y no paran de rondarme los mensajes que me lanzabas, como si vinieras a despedirte, como su uno intuyera que está en el tiempo de descuento: ‘Llevas diez años de trabajo maravilloso María, pero los diez próximos serán mejores, aunque yo no los vea’, ‘no dejes de escribir, que le haces mucho bien a la gente’, ‘tu hermano y tú siempre unidos’, ‘qué especial eres al mundo’, ‘qué orgullo teneros como hijos’, ‘qué feliz he sido estos días’”, sigue recordando frases que su padre dijo en los últimos momentos y que le acompañarán el resto de su vida.

Rozalen y su hermano han rendido homenaje a su padre un mes después de decirle adiós, siguiendo las indicaciones que este les dejó: “Cogimos una flor de cada ramo, de cada corona que te trajeron para secarlas y recordar siempre cuál debe ser nuestro camino. No cabían padre. No éramos nosotros los únicos que nos sentíamos huérfanos porque eras el hombre que más ‘Te quiero’ decías y lo sentías de corazón. Amabas de verdad… que hasta en tu despedida hubo abrazos de reconciliación”.

En la carta de despedida de Rozalén deja impresa una promesa: “Aún con esta tristeza te prometo que seguiré haciendo de mi camino algo extraordinario. Porque tú amabas la vida y cada uno de mis pasos te lo pienso dedicar. Porque si a mí me duele el mundo es porque a ti te dolía. Y tengo tu boca, tu único hoyuelo y tu apellido es mi nombre. Porque voy a esforzarme en ser mejor persona para parecerme más a ti y así marcharme algún día como tú te has ido: recogiendo todo el amor que sembraste. Porque tú querías verme alegre, gigante, humilde, feliz”.  Cierra Rozalen su carta con un “te amo y te amaré siempre, papá. Más que a los pájaros colorines y al pan tostao. Tu hija. Tu María”.

¿Cómo se ha hecho famosa Rozalén más allá de la música?

Además de por su música, Rozalén es conocida por su importante labor como activista social, colaborando con ONG's como la Asociación Española Contra el Cáncer o la Fundación Vicente Ferrer. Defiende además los derechos de las minorías y comunidades más desfavorecidas.