Tras vivir una mañana complicada en su programa, la hija de Antonio David Flores y Rocío Carrasco ha visitado una inmobiliaria en Madrid. ¿Está la joven buscando casa en la capital?


Rocío Flores tenía un plan para desconectar de la desagradable intervención que ha tenido a su vuelta a televisión. Este jueves ha vivido uno de los momentos más delicados desde que fue contratada en ‘El programa de Ana Rosa’ al tener que hablar de la relación entre su padre, Antonio David Flores, y Marta Riesco. Y es que no ha podido reprimir las lágrimas cuando ha sido preguntada por ello.

Tras su paso por televisión, la joven ha hecho una gestión antes de volver de nuevo a Málaga, ciudad en la que tiene establecida su residencia. Rocío Flores ha visitado una inmobiliaria en la capital española, pero no ha desvelado el motivo que le ha llevado a este local.

Son más que numerosos los viajes que Rocío tiene que hacer de Málaga a Madrid por trabajo, por lo que la joven podría estar pensando alquilar o comprar una casa en la capital para así evitar tantas idas y venidas en tren. De esta forma, podría aprovechar que tiene una residencia en la capital para pasar más tiempo y no tener que hacer visitas exprés.

Rocío Flores visita una inmobiliaria en Madrid: ¿está buscando casa?

Rocío Flores inmobiliaria
© Europa Press.

Llegaba al establecimiento junto a una persona de su confianza. Con ella ha entrado en el local, en el que han permanecido durante unos minutos. Tras acabar con la gestión que tenían programada, Rocío y su acompañante han abandonado la zona en coche. La joven está viviendo un día de lo más complicado y ha pedido a la prensa que le dejen un rato de tranquilidad.

Lo pedía con la voz entrecortada: «Mira, os voy a pedir una cosa y sé que es muy complicado, pero necesito por lo menos que hoy me deis al menos el respiro de ir a comer. Luego me voy a ir a Málaga, me podéis pillar en el AVE y me hacéis todas las preguntas que queráis, que ya sabéis cuál es mi respuesta, pero al menos este pequeño rato si me podéis dar un poco de aire yo de verdad os lo agradezco. Luego si queréis me hacéis las preguntas que queráis, pero ahora, por favor, si podéis».

La joven hace una petición a la prensa tras su desagradable intervención en televisión

Vídeo: Europa Press.

Rocío Flores se ha pronunciado sobre la noticia del momento, que implica a su padre y a Marta Riesco. La hija de Rocío Carrasco y Antonio David Flores se ha mostrado desolada y ha hablado sobre el tema del momento. «Respeto lo que cada uno quiera hacer con su vida, yo no tengo nada que ver con esto», ha empezado diciendo desolada. Con un rostro que evidencia que ha pasado una noche horrible, Rocío Flores ha dejado claro que se ha querido desvincular de todo esto en todo momento. No sabía nada de la relación de su padre con Marta Riesco, pero asegura que sospechaba cosas: «Te voy a decir la verdad. Desde el minuto cero, me desmarqué del tema. No he querido saber nada. En ningún momento he preguntado. Se ha intentado hablar conmigo y he dedicido no hablar del tema, no tengo nada que ver. Mi padre ha hablado conmigo. Hace poco notaba cosas raras, pero he preferido no saber nada», ha continuado explicando.

Rocío Flores ha tomado la decisión de seguir con su vida y no responsabilizarse de nada que no tenga que ver con ella: «He dedicido vivir por mí y quiero dejar de responsabilizarme de la vida de los demás. La decisión a lo mejor hay personas que no lo entiendan. No sospechaba, pero veía comportamientos raros, pero no he querido saber nada. Respeto la manera de vivir de cada uno. Mi reacción hacia Olga no va a cambiar. Me hubiera sentado con ella a hablar si hubiera sabido lo de esta relación».

Y no puede evitar romperse al hablar sobre el deseo que ella tenía: «Tenía esperanza de que Olga y mi padre recondujesen su relación», dice entre lágrimas. Además, ha explicado que este pasado miércoles se reunía con su padre y Olga: «Nos reunimos ayer los tres, mi padre, Olga y yo. Quiero y deseo que se lleven lo mejor posible, solo por el bien de la persona que tiene que ser. Olga no quiere que diga nada de ella. No he echado de menos nada, he hablado con él lo que tenía que hablar. Siempre he tenido la libertad de sentarme y hablar con él. Mi deseo es que intenten hacer las cosas la mejor manera posible, que se haga el menor daño posible», dice tajante por el bien de sus hermanos.