Ana Rosa Quintana ha desvelado en su programa el problema de salud al que se enfrenta. La presentadora padece un carcinoma en la mama.


«Hoy me quiero despedir por una temporada, espero que no sea muy larga, me han detectado un carcinoma en una mama. Afortunadamente está localizado, no hay metástasis, pero requiere un tratamiento intenso que me va a mantener alejada de este plató». Estas han sido las palabras con las que Ana Rosa Quintana ha desvelado que padece cáncer, un duro relato que ha pronunciado ella misma ante las cámaras. Pero ¿qué tiene exactamente la presentadora? Según el diagnóstico que ella misma ha dado en el plató de ‘El programa de Ana Rosa’, la presentadora padece un cáncer que comienza en los tejidos mamarios.

Ana Rosa Quintana cáncer
Telecinco
Comencemos primero por la definición de carcinoma, el cual es un cáncer que se origina a partir de células epiteliales, es decir, las que recubren los órganos, glándulas o estructuras corporales. En concreto, el de mama es una enfermedad en el que las células de la mama se reproducen sin control, según explica la Sociedad Española de Oncología Médica.
Si bien Ana Rosa Quintana no ha entrado en detalles, lo cierto es que existen dos tipos principales de cáncer de mama: el carcinoma ductal que comienza en los conductos que llevan leche desde la mama hasta el pezón (el más común) y el carcinoma lobular que comienza en partes de las mamas, llamadas lóbulos, que producen leche.
El tratamiento al que deberá someterse dependerá del tipo de cáncer y del grado de diseminación. Con diferentes escenarios, el primero de ellos puede ser la cirugía y esta varía también según el estadio del tumor:
  • Mastectomía: cirugía que extirpa toda la mama.
  • Cirugía para extraer el tumor, es decir, parte del tejido mamario.
  • Cirugía para extirpar los ganglios linfáticos circundantes.
  • Cirugía reconstructiva de la mama, tras una mastectomía.

Además, hay otros tratamientos como la quimioterapia, la radioterapia, la terapia hormonal o la terapia biológica, aunque todo dependerá de su diagnóstico y de lo que opine su médico. Fue en el 2018 cuando la empresaria desveló ante la audiencia había padecido cáncer de pecho en el pasado. La audiencia no fue conocedora de su enfermedad hasta que ella misma lo contó, pues no se acogió a ninguna baja médica. «Fue hace ocho años, en julio de 2010, justo cuando empezaba mis vacaciones. Me operaron el 2 de agosto. Tuve el mejor de los diagnósticos, era un cáncer de grado 1, y decidí que no existía en mi vida. Sé que hay otros tipos de cáncer más duros y de otro tipo», comentó. No escondió entonces que pasó miedo, pero gracias al apoyo de su marido y de su familia pudo superar este problema de salud.

Sus compañeros, rotos ante su anuncio

Patricia Pardo Joaquín Prat Ana Rosa Quintana
Telecinco

Ana Rosa Quintana ha desvelado en solitario el difícil momento al que hace frente, siendo instantes después compañeros como Joaquín Prat y Patricia Pardo la han apoyado muy consternados. Ellos serán quienes junto a Ana Terradillos se encargarán de que ‘El programa de Ana Rosa’ no baje el telón, ya que como los comunicadores han dicho su jefa les ha enseñado el verdadero significado de la perseverancia. Por ahora, se desconoce el tiempo que necesitará hasta estar cien por cien recuperada, no obstante, la periodista ha dejado claro que no tiene prisa, pues lo más importante es ahora su salud.

Consciente de lo importante que son las revisiones médicas, Ana Rosa Quintana ha recordado a las mujeres que sirven para prevenir y ayudan a un mejor diagnóstico. «Espero que todo tenga un final feliz. La investigación y la medicina han avanzado muchísimo en España en el cáncer de mama. Quiero recordaros a todas las mujeres la importancia de no dejar pasar una revisión», ha comentado. La presentadora confía plenamente en el equipo médico que se encargará de su tratamiento y, aunque sabe que no será fácil, lo cierto es que cuenta con algo principal en la lucha contra el cáncer: una excelente actitud. Está segura de que se curará y, de momento, seguirá trabajando, aunque no sea en plató.