Ha sido durante décadas la compañera sentimental de Bernardo Pantoja. La mujer que ha estado al pie del cañón junto a su marido. Y la que se ha encontrado con el rechazo del clan Pantoja en el lecho de muerte de su pareja, ya que Isabel Pantoja le ha impedido entrar a la habitación en las horas finales del sevillano. Apartada de su familia política, quien la ha considerado persona ‘non grata’ en la recta final de su marido, Junco ha hablado por primera vez tras el fallecimiento de Bernardo.

JUNCO LA VIUDA DE BERNARDO PANTOJA LLEGANDO AL TANATORIO
GTRES

«Gracias, no quiero decir nada», ha dicho a las puertas del tanatorio, a pocos metros de la entrada del recinto. Con la discreción que la caracteriza, ha agradecido las muestras de cariño y el trabajo de la prensa: «Muchísimas gracias por apoyarlo a él». En estos momentos tan complicados para ella, la japonesa se la limitado a decir que hay «mucha gente apoyándome, gracias a Dios». Pero lo más significativo de sus declaraciones ha sido la respuesta que ha dado cuando le han preguntado: «No te han dado tu lugar», a lo que contestaba: «Voy a intentarlo».

Junco, apartada de la familia Pantoja

Tal y como aseguran a SEMANA allegados de la familia Pantoja, a Junco le han puesto las cosas muy difíciles para tomar decisiones en lo que respecta a la despedida de su marido. Así, no ha sido ella quien ha elegido el lugar donde reposan sus restos mortales, por ejemplo. Tampoco ha tenido margen alguno para determinar otros detalles sobre este último adiós con sabor doblemente amargo, tanto por la dolorosa pérdida como por los sinsabores del ambiente dentro del clan.

Junco Bernardo Pantoja (1)
GTRES

Aunque Junco no ha querido entrar en detalles, ha confirmado este viernes no la han dejado entrar en la habitación donde Bernardo Pantoja se ha apagado para siempre. El motivo: la voluntad férrea su círculo más íntimo de dejarla fuera. La japonesa solo pudo entrar en la habitación para arropar a su marido una vez que Isabel Pantoja abandonaba el hospital.

El futuro de Junco, en el aire: Isabel Pantoja desea vender el piso en el que vivía con Bernardo

Ahora, el futuro de la bailaora está en el aire a raíz del enfrentamiento que tiene con la familia de su marido. Y es que Isabel Pantoja tiene intención de poner a la venta el piso donde vivía la pareja, que es de su propiedad. Se trata de un pequeño piso que esta quiere vender a pesar de Junco vive en el interior. Una situación muy desfavorable para ella que la dejaría en una situación muy adversa. El piso en cuestión fue reformado y adaptado para cubrir las necesidades del sevillano.

Bernardo Pantoja fallecía este viernes a los 69 años como consecuencia de la larga enfermedad que padecía, y que le había hecho tener numerosas complicaciones. Tantas, que había permanecido casi todo el año, aunque se manera intermitente, ingresado en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla. Un lugar que se convirtió en un hervidero de personas el pasado jueves, cuando amigos, allegados y parientes del andaluz quisieron acercarse al centro sanitario para poder ver al padre de Anabel Pantoja antes de su muerte. Muchos de ellos -por ejemplo Rocío Cortés, hija de Chiquetete, Magdalena, hermana de doña Aña o Sylvia Pantoja- se encontraron con la negativa de Isabel Pantoja a que accedieran a la habitación. Así, Junco no fue la única a la que prohibieron el acceso a su lecho de muerte, ya que consideraron que lo mejor para él en sus horas finales era estar rodeado únicamente de sus hermanos y de su hija.