Irene Rosales ha hecho sus primeras declaraciones públicas tras conocerse la noticia del revés de salud que ha sufrido Kiko Rivera, quien ha sido ingresado en la madrugada del viernes en el Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla después de sufrir un ictus. «Vamos bien. Está todo bien, está todo controlado. Ha sido un susto. Ha sido un pequeño ictus», ha explicado la mujer del DJ. La modelo se ha llevado un susto enorme y está «muy preocupada», pero ha querido tranquilizar a todos. «Gracias a Dios, es muy joven y tiene solución».

Vídeo: Europa Press

«Tiene que seguir aquí porque es donde mejor puede estar y le tienen que seguir haciendo pruebas», ha detallado la joven. «Dentro de la palabra, no quiero que se alarme… Ha habido suerte. No está mal, está bien. Está bien de ánimo, perfecto, tan normal». La sevillana cree que ahora no es el momento de analizar o estudiar las causas que le han provocado esta dolencia. «Eso es lo de menos, lo importante es que está bien y me ha mandado besos para todos».

La familia de Kiko Rivera está «al tanto de todo», ha indicado Irene Rosales

Sin mencionar de manera explícita a Isabel Pantoja, Irene Rosales ha dejado claro que toda la familia conoce lo que ha sucedido y está informada de la evolución de Kiko: «Todos nos hemos preocupado muchísimo. Evidentemente todos estamos al tanto de todo y todo el mundo está pendiente de él». Eso sí, de momento, ella y su pareja han decidido que no reciba visitas para que no se ponga «nervioso». De momento solo la veremos a ella yendo al hospital: «No le viene bien porque con la emoción puede alterarse».

kiko-rivera-destacada
Redes sociales.

La que fuera colaboradora de ‘Viva la vida’ ha explicado cómo fueron los primeros síntomas del músico. Fueron a un centro sanitario por «un dolor de garganta», así que nada hacía presagiar que se trataba de un ictus. «Fuimos por un resfriado… Se levantó un poco con media cara hinchada, pero lo podríamos haber achacado a un dolor de muelas o una infección de oídos por que no han ido más allá los dolores que ha tenido».

«Él es fuerte y va a salir bien», dice Irene Rosales

Kiko Rivera sigue «en observación» y se espera que si todo sigue estable, como hasta ahora, permanecerá ingresado, por tiempo indefinido. «Prefiero que esté controlado», reconoce Irene. Se siente tranquila porque está en buenas manos y sabe «que él es fuerte y que va a salir bien. Gracias a Dios esto tiene solución y sigo positiva».

IRENE ROSALES SAL SONRIENTE DEL HOSPITAL DONDE ESTA INGRESADO KIKO RIVERA
GTRES

«Mientras lo tengan cuidado y atendido no va a haber ningún tipo de problema», ha destacado Irene Rosales. Durante su estancia en el hospital, Kiko Rivera no tiene el teléfono móvil con él, ya que necesita el máximo descanso ahora, y no le conviene el estrés que le pueda suponer estar en constante contacto con el exterior.

El DJ no se encuentra en la UCI, pero sí está siendo observado. Según el entorno del andaluz, las próximas 48 hora son cruciales para saber cuál será su evolución una vez que supere este percance.

¿Cuántos años tiene Kiko Rivera?

El Dj tiene 38 años.