Carmen Bazán ha reaparecido días después de que el que ha sido su marido durante décadas, Humberto Janeiro, haya fallecido.


Ya no hacían vida en común. Desde el año 2003 Carmen Bazán y Humberto Janeiro habían tomado caminos por separado, sin embargo, su muerte ha provocado una gran tristeza en la madre de Jesulín de Ubrique. Tras varias décadas juntos y después de cuatro hijos en común, Carmen se tuvo que despedir para siempre del que había sido su marido en el pasado. Dos días más tarde de su muerte ha sido vista junto a su hijo Víctor, quien le esperaba en una furgoneta.

carmen bazán

Sin poder casi articular palabra, la que fuera esposa de Humberto Janeiro ha agradecido las palabras de los periodistas, pero no ha hecho ninguna declaración al respecto. Eso sí, en su tono de voz se notaba que apenas podía articular palabra, lo que evidenciaba el mal momento que está viviendo la familia tras la muerte del padre de familia. Por su parte, el que tampoco ha querido confesarse ha sido el hijo de Humberto, que sí se abrió en canal en sus redes sociales para despedirse de su progenitor para siempre.

Estas imágenes han visto la luz en primicia en ‘Sálvame’ este martes, programa vespertino en el que han seguido debatiendo acerca de cómo era la relación de Humberto y sus hijos actualmente. Tanto ella como sus hijos le mandaron dos coronas de flores con las que demostraron sus condolencias en este día tan triste, no obstante, Carmen prefirió no acudir a su entierro. Quien sí estuvo presente fue su actual pareja, Camila Naranjo. Al parecer la distancia con ella se hizo patente en el último adiós al padre de Jesulín de Ubrique, aunque ninguna de las dos partes se ha pronunciado al respecto.

La despedida de María José Campanario

No ha sido lo único sorprendente que ha tenido lugar en las últimas horas. María José Campanario se ha confesado en sus redes sociales, donde ha agradecido a todo el mundo los mensajes de apoyo que la familia ha recibido en los últimos días. «Ha sido un mes difícil, pero nos queda el mejor de los legados: cuatro hijos maravillosos y todos sus nietos, que son todos un regalo. Desde aquí, muchas, muchísimas gracias, desde lo más profundo del corazón, a todos y cada uno de los que, en estos momentos, nos habéis hecho llegar vuestras muestras de cariño y consuelo. Perdón por no ser capaces de responder a todos y cada uno de vuestros mensajes. Gracias. Que la tierra te sea leve», ha escrito la esposa de Jesulín de Ubrique en su perfil.