Sandra Golpe ha revelado públicamente el trágico suceso al que tuvo que hacer frente cuando solo tenía 20 años: sufrió una agresión sexual.


La periodista de Informativos de Antena 3, Sandra Golpe, acudió el pasado sábado a la segunda edición del Foro de las Mujeres Extraordinarias, un coloquio en el que se confesó sobre un episodio truculento y desconocido de su vida. Muy pocos conocían que la comunicadora hubiera sufrido una agresión sexual en el pasado cuando tenía 20 años y estaba trabajando en otro medio. Entonces, trabajaba de noche y volvió de noche a casa. «Era tarde, iba despistada y el portal de la casa, que era antigua, no se cerró del todo al entrar. Esperaba el ascensor y de repente entró un señor, pensé que era un vecino. Le dije ‘buenas noches’ y no me contestó. Tuve una sensación rara, pero pensé que no sería nada porque no conocía a todos los vecinos. Cuando llegó el ascensor, me empujó y me tiró dentro», comenzó diciendo. Su testimonio era inesperado, empezaba fuerte, no obstante, pocos imaginaban todos los detalles que ella después comentó.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Hoy ha vuelto @pablocondefdez y ha traído Tortas de Alcázar para todos 😍

Una publicación compartida de Sandra Golpe (@sandra_golpe) el

«Me ató, me puso un cuchillo en el cuello y me agredió sexualmente. Tuve la suerte de que en ese momento hubo un ruido y se asustó. Cortó con lo que me había atado, me dijo que me pusiera de espaldas y desapareció», continuó. Para ella fue muy difícil, tanto que incluso se planteó si tendría o no fuerzas para continuar con su rutina. «No sabía si iba a tener la fuerza de seguir trabajando, estaba en shock, pero fui igualmente después de valorarlo mucho. No quería que afectase a mi trabajo. Me fui con la denuncia bajo el brazo y con el trauma», apuntó. Su jefa no tuvo la empatía que ella necesitaba y después de explicarle lo que había vivido, se encontró una negativa por su parte. «Fui con mucha vergüenza» y tras pedirle cambio de turno, su superior le dijo: «Que ya había hecho los turnos de los tres próximos meses y que se lo pidiera a otro compañero«.

Sandra Golpe seguía teniendo miedo, por lo que durante un año iba al trabajo en taxi al igual que regresaba en él. «No me dijo más. Esto me pasó con una mujer y no le dio más importancia. Todavía hoy no lo entiendo, pero supongo que para llegar a ese puesto igual tuvo que aparcar la sensibilidad», dijo. Con el tiempo logró que un compañero le cambiara el turno y le apoyara hasta encontrar al agresor. «Todavía sigue en Soto del Real», deslizó y es que su agresor no solo actuó con ella sino que agredió más chicas, por lo que fue encarcelado.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

🔴 Estamos en DIRECTO @a3noticias

Una publicación compartida de Sandra Golpe (@sandra_golpe) el


«Estas cosas ocurrían cuando tampoco funcionaba muy bien el teléfono de ayuda. Yo llamé y no tuve respuesta. Ahora ya no es así. Cuando más ayuda necesité, no la obtuve de una mujer, y eso es lo más paradójico», aseguró. «Lo que quiero decir es que, finalmente, lo que siempre está ahí es el entorno más cercano y la fortaleza interna, la resiliencia, que lamentablemente muchas mujeres no tienen», añadió.