La colaboradora, cuya enfermedad la hizo acercarse a la fe en sus últimos meses, hizo un ruego muy especial al sacerdote antes de fallecer.


La muerte de Mila Ximénez ha desatado una oleada de noticias sobre sus últimos días y mensajes de despedida de sus amigos. También se ha destapado un sinfín de detalles sobre la recta final de su enfermedad que se van conociendo a medida que pasan las horas tras la triste noticia de su fallecimiento. Es el caso del Padre Ángel, que ha desvelado cuál fue la emotiva petición que le hizo la sevillana antes de dejarnos para siempre. 

«Quería que celebrase la misa»

Este miércoles, el sacerdote llegaba al tanatorio de la M-30 de Madrid para rendir un último tributo a la colaboradora de ‘Sálvame’. «Vamos a rezar a Mila y venimos aquí a acompañar a la familia como se merece», decía. A continuación compartía con la prensa que aguardaba en la funeraria qué le pidió la sevillana en sus últimos días de batalla contra el cáncer de pulmón que le diagnosticaron hace un año. Una de sus últimas voluntades tuvo que ver precisamente con el ámbito de la fe. «Vamos a rezar porque ella me había avisado que quería que celebrase la misa», destacaba.

Y es que, aunque pocos conocen esta faceta suya, Mila tenía un lado muy espiritual. Y respetaba ciertas costumbres. Nacida en el seno de una familia tradicional sevillana, la que fuera mujer de Manolo Santana no se consideraba una mujer convencional en lo relativo a la religión, pero la enfermedad la había acercado a Dios. «Me estoy acercando mucho a la religión, rezo muchísimo», confesaba hace un año.

«Era muy alegre»

El Padre Ángel no era ajeno a ese acercamiento a la fe. «Estaba muy entera», ha contado el religioso. «Hace unos meses me decía: ‘Cuando salga de esto me voy a ir a San Antón a dar las gracias’. Ha estado muchas veces en los comedores… Es una de esas amigas que todos tenemos y que sentimos, sin duda alguna. Ejemplo de fortaleza, de trabajadora, de madre, de alegría. Ella era muy alegre», concluía.

La amistad de Mila Ximénez y el Padre Ángel se remonta a años atrás. El religioso, muy bien relacionado con el universo del corazón, es gran amigo también de Kiko Hernández, quien suele colaborar de manera muy activa en las campañas solidarias del presidente de la ONG Mensajeros de la Paz, que ha llamado al equipo de ‘Sálvame’ en multitud de ocasiones para que formen parte de su ayuda humanitaria. La iglesia de San Antón, de la que es responsable, permanece abierta las veinticuatro horas del día para alojar a personas sin techo y ofreciéndoles desayuno cada mañana.​