Pablo Rivero ha pasado el coronavirus dos veces con pocas semanas de diferencia y, a pesar de que los médicos no apoyan su versión, él tiene claro que fue reinfectado y quiere advertir a la ciudadanía del peligro real que pocos tienen en cuenta


Pablo Rivero ha querido mantener a su novio y su hijo alejados de la atención mediática, hasta que consideró semanas después que tanto celo no le beneficiaba y decidió poner a su familia en la palestra pública sin mayor reparo. El actor parece que está levantando el veto que había impuesto a su vida privada y ahora se siente más cómodo hablando de lo que sucede de puertas hacia dentro en su hogar. Algo que, por cierto, se traduce en una mayor presencia en photocall y alfombras rojas, donde las preguntas sobre su vida -antes privada- siempre caen. Una oportunidad que Pablo Rivero ha vuelto a aprovechar, esta vez para poner sobre la mesa el calvario que ha vivido a consecuencia del coronavirus, enfermedad de la que resultó contagiado, según él, hasta en dos ocasiones con pocas semanas de diferencia.

Vídeo: Europa Press

El actor Pablo Rivero ha vivido una mala experiencia con el coronavirus y es que resultó contagiado a finales de agosto, pero según él los profesionales sanitarios “no me hicieron ni caso”. Sufrió una fuerte fiebre que, a las pocas horas, desapareció. Aunque la PCR dio negativo, semanas más tarde el resultado tornó como positivo, lo que hace sospechar a Pablo Rivero que sufrió una reinfección del virus. Eso sí, no está anotado oficialmente como que ha pasado el coronavirus dos veces y esta es la queja principal del actor, que desea que su experiencia sirva de aviso para aquellos que ya han pasado la enfermedad y creen que ya son inmunes y pueden hacer vida normal, relajando las medidas de contención de la pandemia.

Vea el vídeo para conocer en primera persona el calvario que sufrió Pablo Rivero con el coronavirus y cómo ha vivido el confinamiento desde su casa junto a su novio y su hijo. Aunque la enfermedad para él ha sido un problema, el hecho de permanecer más tiempo en casa lo ha recibido con mayor ilusión y es que ha aprovechado para hacer todo aquello que antes no podría ni imaginar. Así nos lo explica él. ¡Dale al play!