Antena 3

Omar Montes alquiló una cárcel de Miami para grabar un videoclip: "Pagué 140.000 euros"

Omar Montes ha presentado su segundo álbum, 'Quejíos de un maleante', en 'El Hormiguero'.

El plató de 'El Hormiguero' ha recibido la visita del cantante Omar Montes. El artista se ha entrevistado con Pablo Motos para promocionar su segundo álbum de estudio, titulado 'Quejíos de un maleante', a la venta desde el pasado 24 de noviembre. Este disco es su primer trabajo con raíz flamenca y lo integran un total de 15 canciones.

En su visita a Antena 3, el cantante ha contado que está encantado con la experiencia de grabar un disco en Estados Unidos. "He tardado un año y medio grabar el disco porque gran parte del disco lo hice en Atlanta. Fueron seis meses y medio allí en Atlanta con productores que dieron una vuelta al flamenco. Hay una vuelta muy americana al flamenco. Hay sonidos de trap de 808, que es un bombo muy agresivo que se usa en el trap", decía.

"Estaba preocupado de que no me matasen", asegura Omar Montes de su experiencia en la cárcel de Miami

Entonces, el de Requena le ha preguntado si había alquilado una cárcel de Miami para grabar un videoclip. "La prueba es que el videoclip estaba hecho allí", respondía. "Estaba preocupado de no olvidarme de la letra y de que no me matasen porque fíjate qué caritas de buenos tenían. Eran malos de verdad. Estaban allí por trapicheos y de todo... No quise preguntar por qué estaban allí porque no quise ser indiscreto". Incluso ha contado cómo negoció con el responsable de la prisión para negociar el alquiler del centro penitenciario: "Cuando concerté la cita fui sin dormir, porque fui con el jet lag. Le dije: 'Hello, Sir. How much cost? Can I see?". 

Instagram

Haciendo gala de su inglés, el cantante ha revelado cómo hizo el pago: "Hice así de la Gucci. Tenía un dinero... Se lo guardó. Le dije 'You are my friend' y le di la mano. Yo llevaba 130 o 140 mil dólares. Estuve un rato contándolo y luego lo estuvo contando él. Doble pérdida de tiempo. No se fiaba. Me dieron como tres o cuatro horas para grabar el vídeo".

"Me dieron como tres o cuatro horas para grabar el vídeo", continuaba. Yo les dije: "I'm recording the video very quickly'. Lo empezamos a grabar con todos los presos. Al principio me miraban como un poquito tensos porque dijeron: 'A ver este tío quién es que viene aquí a grabar y tenemos que estar encima poniendo buena cara... Les dijeron que soy un chaval de Madrid buena gente, muy humilde. Me los presentaron y me respetaron. Es una de la cárcel más fuertes de Miami... ¡Es uno de los mejores videoclips que tengo... y de los mas caros! Nunca me había gastado tanto en un videoclip. Si lo sé doy una entrada para un piso en mi barrio y sacas dinero", relataba.

"Lo de Miami es postureo puro", asegura Omar Montes

Omar Montes ha logrado acaparar la atención de las redes sociales al contar su experiencia en Miami. "Está sobrevalorado todo, Pablo", apuntaba. "Nos tenemos que ir los artistas allí para que nos respeten. Puedes ser aquí el número uno, pero como no te vayas a hacer el fanfarrón en Miami, no te quieren. Vengo y me llaman de todos lados, como que soy la última Coca Cola. ¡Si yo sigo siendo el mismo! Al final lo que aprendes y lo que haces es aquí. La carrera es aquí. Lo de allí es postureo puro. Me voy allí me hago cuatro vídeos con esos edificios tan altos y con un montón de ventanas y la gente dice: 'Este tío es la bomba'. Encima te gastas todo el rato 1.000 euros. ¿Quieres ir a comer?: 1.000 euros. ¿Te montas en el Uber? 1.000 euros. ¿Te compras algo? 1.000 euros. No ahorras nada: al revés, se te va el dinero en tonterías".

X