Kiko Hernández ha dado una información en ‘Sálvame’ sobre Alfonso Merlos que le sitúa una vez más en el punto de mira.


Alfonso Merlos ha sido visto llegando a los estudios de Mediaset en un lujoso coche, pero no lo conducía él mismo sino un chófer. Estas imágenes hacían sospechar acerca del motivo por el que supuestamente teniendo carnet no era él quien pilotaba su vehículo, un asunto que ha sido debatido este jueves en ‘Sálvame’. Salpicado por un escándalo sentimental  y ahora también laboral, se abre un nuevo melón sobre el periodista. Comenzaba dando pistas Carlota Corredera: «Alfonso no podría bajo ningún concepto ponerse al volante de un coche, no del suyo sino del de cualquiera…Pero habría acudido a Telemadrid en su propio coche en el mes de febrero». Una información que ha corroborado Kiko Matamoros este jueves. Aunque el bombazo llegaba instantes después con la conexión que ha hecho Kiko Hernández desde su propia casa. La polémica estaba más que servida.

Alfonso Merlos

«Esta información no me la pasa Marta López. Me han puesto en conocimiento de un hecho que es grave que, por cierto, quiero decir antes que varios vecinos de Boadilla del Monte -municipio en el que vive Merlos- me han dicho que le han visto conducir porque al parecer él conduce mucho (…) Hasta ahí bien, pero me dicen que ‘Sálvame’ ofreció unas imágenes de Merlos llegando a su casa en su flamante coche Panamera del año 2010. La razón por la que lleva chófer no es otra que fue condenado por un delito contra la seguridad vial por el Juzgado de lo Penal número 7 de Madrid. Esta persona me dice que tiene que ser por dos motivos: por haber bebido o por conducir sin puntos. Fue condenado 8 meses y un día de prohibición de conducir, concretamente desde el 3 del septiembre de 2019 y será hasta el 1 de mayo de 2020. Mañana este señor ya puede conducir», ha apuntado Kiko Hernández.

Un auténtico bombazo sobre el que Matamoros aportaba más datos: «Se ha debido confundir entre marzo y mayo. El día 4 de marzo este señor entró conduciendo su coche sin chófer, iba él solo en el coche en las instalaciones de Telemadrid». Todos los detalles de esta historia se han conocido en ‘Sálvame’, espacio en el que además tenían al teléfono a Marta López. Su expareja ha preferido no aportar datos sobre esta supuesta infracción y, de hecho, ha recalcado durante la conversación telefónica que ella siempre ha visto a Merlos con su chófer.

Alfonso Merlos Marta López

A pesar de que Kiko Matamoros trataba de tirar de la lengua de Marta, recordándole todo lo que sabe de Alfonso Merlos, la ex gran hermana prefería mantenerse al margen y no echar más leña al fuego.

Esta historia ve la luz horas después de que se conociera que Alexia Rivas se había cogido la baja médica, según ‘Look’. La joven no parece encontrarse en su mejor momento después de que la pasada semana tanto ella como Merlos y Marta acapararan todas las miradas. Dio explicaciones en ‘Socialité’, programa en el que colaboraba hasta el pasado fin de semana y es que su abandono tan solo es temporal. No obstante, la periodista quiere tomar distancia y descansar así de un sinfín de intensas emociones. Aunque confirmó a SEMANA sentirse tranquila y contenta junto a Merlos, días después Alexia no ha sabido gestionar tanta presión.

Precisamente sobre esta noticia se ha pronunciado María Patiño, presentadora del espacio en el que trabaja cada fin de semana Alexia Rivas. «En los momentos de tormenta soy de las que me pongo bajo la lluvia, pero deseo que se recupere y coja el timón de su vida. Las demandas no restituyen nuestra imagen. El honor y la imagen dependen de nuestro comportamiento público», ha escrito ella en sus redes sociales tras compartir el abandono de su compañera.

Estas palabras llegan después de que Alexia Rivas anunciara a través de sus redes sociales que emprendería acciones legales contra cualquiera que atentara contra el derecho a su honor y propia imagen. «Ante las graves difamaciones vertidas contra nuestra defendida por algunas personas a través de medios públicos, como así ha ocurrido en algún programa de televisión y en otros medios escritos, la misma perjudicada, doña Alexia Rivas Serrano, sin prejuicio de emprender las acciones legales y/o jurídicas que la propia ley la ampare, manifiesta lo que sigue: «En el transcurso de los últimos días he presenciado con gran tristeza y decepción cómo se han atribuido a mi persona y difundido hechos con información no veraz y difamatoria y además se han vertido declaraciones que atentan gravemente contra mi intimidad y contra mi propia imagen, constituyendo todo ello una clara conculcación al derecho al honor», reza en el comunicado.

De este modo, Alexia trata de protegerse tanto de lo que puedan decir en algunos programas como fuera de ellos. A pesar de la fortaleza que ha mostrado en sus últimas apariciones en programas de televisión tras el escándalo, la periodista de Mediaset dice estar desolada con todo lo que la envuelve en estos momentos. De hecho, este fin de semana intervino en ‘Socialité’ y, aunque se mantuvo muy entera en toda la conexión que realizó desde casa de Merlos -domicilio en el que ahora vive-, hubo un instante en el que rompió a llorar. Fue al hablar sobre su familia. Tuvo que detenerse y respirar profundo para confesarse sobre qué le habían dicho los suyos tras convertirse en una de las protagonistas de la cuarentena. «Mi familia me ha pedido que por favor salga con elegancia de todo esto».