El gran cambio físico de Mónica Hoyos

Mónica Hoyos está demostrando ser toda una luchadora. Si bien es cierto que la presentadora entró en ‘Supervivientes 2019’ arrastrando su polémico paso por ‘GH VIP’, tras más de dos meses de concurso la peruana está mostrando un perfil que hasta el momento la audiencia desconocía. Una experiencia que también está haciendo mella en su apariencia física, que a consecuencia de las condiciones en las que se vive en la isla está experimentando notables cambios. Analizamos la manera en la que el aspecto de Mónica Hoyos han cambiado en el reality, así como la evolución que ha experimentado desde que comenzó en la pequeña pantalla hasta hoy.

15Una belleza muy natural

Desprovista de cualquier tipo de cuidado, Mónica Hoyos luce resplandeciente en los Cayos Cochinos. Nadie puede negar que la ex de Carlos Lozano es una mujer muy bella, cualidad que parece evidenciarse con el bronceado que ha adquirido en Honduras en las últimas semanas.

14Sin ornamentos

Acostumbrados a ver a la presentadora muy arreglada y ataviada con complementos llamativos, la nueva imagen de Mónica Hoyos contrasta bastante con la que ya conocíamos de ella. Una situación límite en la que está viviendo en la que incluso ha aceptado cortarse su melena a cambio de comida.

13Resalta sus facciones

A consecuencia de la pérdida de peso, la cara de Mónica Hoyos se ha vuelto mucho más angulosa y definida. Algo que no la desfavorece en absoluto, dado que continúa contando con una estructura facial que refleja juventud y lozanía. Dos factores que conserva a sus 42 años de edad.

12Mucho más delgada

La disminución de kilos es patente en la estructura ósea de Mónica Hoyos. La que fuera concursante de ‘GH VIP’ presenta una figura mucho más delgada que cuando comenzó el reality de supervivencia. Señal inequívoca de todas las inclemencias que los participantes viven en Honduras.

11Los efectos de la isla

La pérdida de peso ha hecho que el vientre de la presentadora no presente la tirantez que tenía antes de que comenzara ‘Supervivientes’. La falta de comida y las carencias con las que cuentan los concursantes han dejado alguna que otra huella indeseada en sus aspectos físicos, algo que Mónica podrá solucionar cuando regrese a España con ejercicio, tratamientos y recuperando algún que otro kilo.

10Así era Mónica cuando llegó a la televisión

Mónica Hoyos debutó en la televisión en el año 1996 como azafata del programa ‘Karaoke’ (Telecinco), aunque el formato que la catapultó a la fama fue ‘El Precio Justo’ (TVE) en 1999. Su belleza y desparpajo fueron la combinación perfecta para desenvolverse en la pequeña pantalla, labor que continúa haciendo, aunque de otra manera, a día de hoy.

9Una joven explosiva

Un rostro fresco, una escultural figura y una larga cabellera morena fueron sus armas frente a las cámaras. Una apariencia que con los años ha ido conservando e inclusive mejorando, tal y como delatan estas imágenes.

8La mujer que enamoró a Carlos Lozano

Según ella misma ha contado, nada más comenzar a trabajar en ‘El Precio Justo’, Carlos Lozano, que era el presentador, se fijó en ella. Una historia de amor que copó las portadas de las revistas durante los años de esplendor del madrileño, que se convirtió en el maestro de ceremonias por excelencia de la cadena pública.

7Su pasado más sofisticado

El tiempo pasa, y los looks que Mónica Hoyos así lo demuestran. A lo largo de los años, la peruana ha ido experimentando con diferentes tendencias estéticas que ha lucido con mayor o menor fortuna. Atuendos que demuestran que en ocasiones la ahora superviviente ha apostado por una apariencia mucho más sofisticada que la que lleva a día de hoy.

6Un cierto parecido a su archienemiga

Entre los diferentes estilismos, llama la atención este peculiar look que Mónica Hoyos lució en el año 2009. Un corte de pelo con el que curiosamente se asemeja a la que es su enemiga televisiva número uno: Miriam Saavedra. Un duelo de ex que ha dado para muchas horas de televisión.

5Los cambios de la peruana

A lo largo de los años, el rostro de Mónica Hoyos ha experimentado bastantes cambios. Las variaciones de peso, de look, el paso del tiempo y posibles retoques estéticos han dado como fruto que la peruana luzca un aspecto muy diferente a día de hoy.

4Un rostro más definido

Los rasgos de Mónica Hoyos están más definidos ahora que cuando tenía más edad. Pómulos más prominentes, nariz más delgada y una figura menos voluptuosa son algunos de los aspectos en los que se aprecia el cambio que ha experimentado la ex de Carlos Lozano.

3Siempre muy pendiente de su aspecto

Para nadie es un secreto que la presentadora ha tratado siempre de cuidar su aspecto. En sus redes sociales, donde es muy activa, se la puede ver practicando deporte y sometiéndose a nuevos tratamientos de belleza. Cuestión en la que parece ser toda una experta.

2Una gran deportista

El aguante físico que Mónica Hoyos demuestra en las pruebas es una señal inequívoca de que están acostumbrada a realizar ejercicio físico. Habilidades de las que se está aprovechando en el concurso y que demuestran que es una rival dura de abatir.

1La belleza de Mónica Hoyos

Nadie pone en duda que la peruana es una mujer muy atractiva. Cualidades físicas que parece haber reforzado en ‘Supervivientes’ y que no estarán de más en esta nueva etapa. Y es que es evidente que tras el concurso, Mónica Hoyos tiene por delante un nuevo rumbo en lo que respecta a su carrera mediática.