La tonadillera está pasando los días de cuarentena en Cantora y ahora su sobrina Anabel Pantoja desvela cómo está llevando estos momentos tan duros.


Isabel Pantoja también está intentando pasar los días lo mejor que puede durante la cuarentena. Aunque está acostumbrada a estar en su casa, en Cantora, la tonadillera está preocupada por toda la situación que vivimos los españoles después de que el Gobierno decretara el Estado de alarma en nuestro país para evitar que se propagara el virus.

Los días de confinamiento los está pasando la cantante en Cantora, su residencia habitual, de las que pocas veces sale, a no ser que los compromisos profesionales le obliguen viajar a la capital. Pues bien, hasta ahora no sabíamos cómo estaba pasando la cuarentena, pero su sobrina Anabel Pantoja ha querido contar cómo está su tía.

Hasta ahora desconocíamos cómo estaba Isabel Pantoja: «Mi tía está en Cantora que cualquiera entra allí. No entra nadie. Está tranquila, porque tú sabes que ella siempre está en casa. Hablamos por videollamada y ella lo que quiere es que sus nietos y sus hijos estén bien. Lo estamos viviendo todos en la distancia, pero está bien. Está preocupada por todo lo que está pasando, pero de ahí no se mueve», explicaba Anabel Pantoja en ‘Sálvame’.

Parece que Isabel Pantoja está tranquila, pero la preocupación es más que evidente. Y es que desde Cantora sigue conectada con toda su familia gracias a la tecnología, lo que ha permitido a la colaboradora de ‘Sálvame’ saber cómo está su tía. No hay que olvidar que tía y sobrina tienen una relación estupenda y siempre han presumida de ello.

Anabel Pantoja no para de hacer videollamadas con su tía. En una de ellas, la tonadillera le ha hecho saber que está muy preocupada por los suyos. Sus hijos, Kiko Rivera y Chabelita Pantoja, también se encuentran en sus respectivas casas, en compañía de sus hijos. Y esta es la máxima preocupación que tiene Isabel, que su familia esté bien y no coja el virus.

Las consecuencias de la pandemia están siendo muy llamativas en la vida personal de Isabel Pantoja, puesto que no puede recibir las visitas de su familia. Pero también lo está notando en el terreno profesional. Y es que ha estado meses grabando el programa ‘Idol Kids’, donde la tonadillera participa como miembro del jurado. Estaba previsto que este nuevo talent show se estrenara este pasado lunes, pero finalmente no ha sido así.

La crisis del coronavirus ha alterado las programaciones de todas las cadenas. Mediaset podría haber tomado la decisión de esperar hasta que la situación tan complicada por la que pasa nuestro país pase para anunciar una nueva fecha. Por ahora no ha desvelado ninguna y habrá que estar pendiente de las noticias de la cadena.

Su sobrina, que es precisamente la que ha desvelado cómo está viviendo su tía estos días de confinamiento, no pasa por un buen momento. Y es que se ha visto obligada a suspender su boda, que tenía prevista para junio. Desde Canarias, donde vive desde hace unos meses con su prometido, Omar Sánchez, Anabel Pantoja pasa los días como puede, pero no duda en mostrar su agobio.

«La he tenido que posponer porque era en junio y no me voy a arriesgar. Lo que quiero es que salga bien y como yo tenía planeado», empezaba explicando a Jorge Javier Vázquez. Aunque todos intentamos ser muy positivos, los días de cuarentena cada vez se hacen más duros, algo que también ha sentido Anabel en las últimas horas: «Estoy un poco agobiada. Hoy ha sido uno de los peores días que he llevado, de nervios, solo pensando en que mi familia y toda la gente que conozco esté bien, y esperando a ver cuándo la puedo celebrar», decía con tristeza.

La sobrina de Isabel Pantoja tenía casi todo preparado para el gran día de su boda y le está siendo difícil cuadrar otra vez todo lo que tenía ya apalabrado: «Ha sido un día muy difícil porque estoy pasándolo mal con todas las cosas que tengo de por medio, cosas que ya tenía contratadas. Hay muchas pegas y quiero que salga todo bien. También he tenido un problema personal en casa, está la cosa hoy un poco regular, pero mañana saldrá el sol», dice positiva.

El plató de ‘Sálvame’ se preocupaba por qué tipo de problema personal ha tenido y a muchos les ha surgido la duda de si era con Omar Sánchez: «No os preocupéis, está todo bien. Lo que pasa que me voy a divorciar del negro (como ella llama cariñosamente a su pareja) antes de casarme. El negro está ya refrito. Me estoy poniendo súper pesada y me mosqueo por todo, estoy de los nervios», decía llevándose las manos a la cabeza.