La colaboradora de ‘Ya es mediodía’ y ‘Sálvame’ no ha podido evitar las lágrimas al recordar algunos de los momentos que vivió el pasado sábado cuando se enfrentó a Efrén Reyero.


Marta López no está pasando por la mejor etapa de su vida. Este sábado vivía uno de los momentos televisivos más duros hasta la fecha por culpa del polígrafo de Efrén Reyero en ‘Sábado Deluxe’. Mentiras, grabaciones, desencuentros… Son muchos los detalles las que ha destapado este polígrafo, una traición por la que la colaboradora de televisión se siente dolida y se atreve a decir que lo que ha sentido es «irreparable». 

Pues bien, este lunes, Marta López volvía al plató de ‘Ya es mediodía’, donde ha tenido que ver algunas imágenes del pasado sábado, momento en el que se derrumbaba. Efrén  negó haber grabado a Marta, pero la máquina determinó que mentía y ella perdía la paciencia: «El daño que me has hecho es irreparable, no me traiciona un novio, que también, es un amigo», decía rotunda la colaboradora.

Sonsóles Ónega le ha preguntado después de ver las imágenes del poli si Efrén es una persona necia. Ella, rotunda, ha contestado: «Yo soy gilipollas y ya está. Yo no había vuelto a ver esto, llevo dos días mal», ha dicho, momento en el que ha tenido que mantener el silencio al romperse. «No quiero que digáis nada. Quiero que pase esto y ya está».

No ha podido evitar las lágrimas al ver las imágenes del sábado

© Telecinco.

«Yo no lo quiero creer», ha dicho Marta sobre la polémica. «Él está encantado de sí mismo», le ha contestado Isabel Rábago. «Pero por favor, ¿podéis entender que yo no puedo olvidar a una persona? Estoy va así, sube, baja, le quieres creer… porque quiero creerle. A mi todo me da igual. Yo he vivido otra cosa. Es una cosa que es todo el mundo, la gente me dice que no sea tonta… es que no sé qué queréis que haga».

«Lo peor de todo el único recuerdo que tengo de él es bueno, es muy bueno. Lo demás no me lo quiero creer. No pasa nada. Ya está hecho el poli, ya está, cada uno seguirá su camino. A mi esto me duele. Llevo un día malísimo», ha continuado explicando totalmente rota.

No puede reunirse con su familia y eso tampoco ayuda

© Redes sociales.

Tampoco ayuda el hecho de que no pueda estar al lado de su familia, que se ha convertido en el mejor apoyo en estos momentos: «Se acercan las Navidades, no puedo estar con mis padres, no estoy con los niños… Yo la iba a pasar con él. Hay veces que me encuentro más fuerte, pero hay veces que no puedo más. No estoy tampoco con mis amigas, con los míos, estoy todo el día trabajando…»

«Mi padre está enfermo, no lo podemos ver todos los hermanos, no vamos a estar juntos. Es que al final llegan estos días y… Yo es que ha sido un año terrible», ha terminado diciendo, consciente de que no solo ha sido un 2020 horrible por la situación, también por todo lo que ha tenido que pasar en el terreno personal.

Las supuestas (y polémicas) grabaciones

En las últimas semanas mucho se ha hablado sobre una posible grabación del malagueño a Marta. Algo que él ha negado con contundencia. Esta vez, el polígrafo ha indicado que Efrén grabó a Marta sin su consentimiento por miedo a que hablase de él en televisión igual que lo hizo con Alfonso Merlos. El malagueño se defendía: «Yo te puedo decir que no te ha grabado, te lo puedo asegurar», reiteraba. Incluso le ofrecía su móvil para comprobar si existía algún audio. Marta, muy dolida, confesaba que ese dato era el único que le importaba de todo el polígrafo.

«Me has reventado. Gracias a Dios hoy ya no voy a llorar, pero desde luego el daño que me has hecho es irreparable, te lo digo de corazón. No me está traicionando un novio, que también, es un amigo y el dolor ese es muy feo, Efrén», han sido las palabras de Marta. Recordaba que jamás creyó que le fuera hacer esto una persona a la que conocía desde hace más de una década. «Me he tenido que desenamorar a base de hostias y todo concentrado. Yo no esperaba esto de Efrén. Nunca jamás. Me dejó y yo me quedé en mi casa tranquila, no monté ningún escándalo».

Los motivos de la ruptura

Asimismo, se ha indagado sobre el posible detonante principal de la ruptura. Este habría sido un episodio de celos por parte de ella durante el cumpleaños de Efrén. Un capítulo que habría sido determinante para que él acabase con el romance. Aunque él ha indicado que no fue así, el polígrafo determinaba, nuevamente, que mentía. Él ha recordado que ella no quiso viajar a Málaga para estar a su lado durante su aniversario porque había invitadas con las que en el pasado habían tenido una relación muy estrecha. El extronista ha explicado que esas personas con las que podía haber tenido algo, hoy son grandes amigas.