La novia de Jesús ha caído en la tentación con Lobo. «Me siento liberada», confiesa.


Después de un largo flirteo, Marina e Isaac han dado rienda suelta a la pasión en ‘La isla de las tentaciones’. Sí, lo que todo el mundo esperaba ha sucedido: han tenido relaciones bajo las sábanas. El soltero y la novia de Jesús han acabado teniendo el final que tanto habían evitado. Pero la cabra tira al monte y ninguno de los dos jóvenes ha podido poner freno a la enorme atracción sexual que les ha hecho estar juntos desde el inicio del ‘reality. Y, aunque Marina sigue pensando que tiene que resolver muchos flecos en su noviazgo con su chico, finalmente ha desatado sus instintos y ha caído en la tentación.

En su primera noche juntos, los tortolitos procuraron no ser inmortalizados por las cámaras que vigilan atentas lo que acontece en los dormitorios de Villa Montaña. Pero ni estar cubiertos debajo de las sábanas ha podido evitar que España entera haya sido testigo de su noche de pasión, en la que no han faltado las posturas de todo tipo.

«Ha pasado lo que tenía que pasar»

«Ha pasado lo que tenía que pasar. Es tan fogoso como me esperaba. Yo también lo soy. Así que todo arde, se nota cuando estamos los dos y eso me encanta. Me siento liberada», ha confesado la andaluza tras su primer cuerpo a cuerpo con el atractivo soltero, al que todos llaman ‘Lobo’. No cabe duda de que el joven hace justicia a su apodo. Porque horas antes de retozar en la cama con Marina tonteaba, y mucho, con Lucía, con la que ha compartido juegos, caricias y las confesiones. Confesiones como que el joven empezaba a estar cansado de la que fuera tronista de ‘Mujeres y Hombres y Viceversa’.

Telecinco

Cuando Marina se enteró de la complicidad entre Lucía e Isaac se quedó alucinada. «Hay un poco de tensión aún, yo hoy con Lucía por ejemplo no he hablado en casi todo el día. No me pareció bien lo que hizo con Lobo por la noche. A mí me descolocó y a Carlos también, porque a mí se me critica, y yo tampoco veo normal otras cosas. No entendía la manera de acariciar o así», confesaba Lola. «A mí se me critica todo lo que hago, pero lo que hacen otras igual no se le critica tanto».

Marina ve las imágenes del tonteo entre Lucía e Isaac

«Más que lo de ella, es lo de él, no sé qué decir. Estas imágenes vistas así son fuertes. ¿Es necesario acariciarse así? Pero como no es mi novio me da igual, yo noto ahí una tensión. Lo que has hecho tú aquí, es lo que hago yo con él«, decía. Lucía intentaba justificarse, alegando que son solo amigos.

«Jugamos a echarnos agua con la boca, vinimos y nos quedamos dormidos después de comer crispis», contaba Lucía, sorprendida por la inesperada traición de su amiga. «Le ha faltado tiempo para dejarme por tierra. Sé me ha acusado de mala manera y no hice las cosas con maldad», comentaba.

Telecinco

Para Jesús, la pareja de Marina, «La isla de las tentaciones se ha quedado corta». El andaluz se imaginaba que la química entre su novia y el atractivo soltero aún era un hecho, pero no pensó nunca que ambos se atreverían a dar ese paso delante de las cámaras.  «Yo venía con arrepentimiento… Espero que cuando estaba conmigo no me hiciese estas cosas. Nunca me ha gustado vivir en una mentira y si de verdad ella es así, quítate porque a mí no me aporta nada nada. Creo que me merezco algo mejor», admitía en la hoguera.

Jesús: «Ha tirado cinco años de relación por tres polvos»

Dolido, reconocía a Sandra Barneda: «Ha tirado cinco años de relación por tres polvos. Hemos luchado tanto porque esto siguiera y que esto termine de esta forma me da rabia e impotencia».