María Teresa Campos ha sido vista entrando en la casa que posee en Las Rozas. Acompañada de su hombre de confianza, Gustavo, y con mascarilla.


María Teresa Campos, por fin, ha reaparecido. Tras casi tres meses confinada y cumpliendo estrictamente las medidas de protección que marca la crisis sanitaria, la presentadora ha sido vista en su residencia habitual. La malagueña llegaba a la vivienda que posee en la urbanización de Molino de la Hoz, situada en Las Rozas (Madrid) junto a su hombre de confianza, Gustavo, y lo hacía con una mascarilla al igual que su acompañante.

María Teresa Campos

Ambos se han desplazado hasta allí un día después de que Madrid pasara a la fase 1, pues María Teresa Campos se encontraba aislada junto a su hija Terelu Campos. Aunque esta es su primera aparición pública desde que se decretara el estado de alarma, lo cierto es que en más de una ocasión ha conectado con ‘Viva la vida‘ a través de una videollamada junto a su primogénita o bien por vía telefónica con ‘Sálvame‘, programa vespertino en el que aprovechó para dar las condolencias a Ana Obregón después de la partida de su hijo, Álex Lequio.

Por el momento, se desconoce el motivo por el que la periodista ha acudido a su casa, pero lo ha hecho con un look de lo más veraniego. Repleta de colores y con prendas muy originales, María Teresa ha despedido el encierro con un outfit con el que reflejaba que se encontraba feliz.

Su visita ha tenido lugar después de que su hija Terelu esté instalada en su nuevo hogar, ya que hace tan solo unos días fue vista realizando su mudanza tras varios meses confinada en la que había sido su residencia durante muchísimos años. Un desplazamiento que también ha hecho para ir a ver a Terelu que está alojada en su lujoso piso, el cual tiene 200 metros cuadrados y está ubicado en Aravaca (Madrid). De este modo, deja atrás la que fue la casa de sus sueños, sin embargo, ella misma se hizo eco del consejo práctico que le había dado su madre y que ella había tratado de aprender al pie de la letra. «Yo nunca le he tenido apego a lo material. He aprendido eso de mi madre. Mi madre me enseñó a vivir de muchas maneras, teniendo más o menos», explicó hace tan solo unos días.

María Teresa Campos

Ahora comienza una nueva etapa para ellas y, aunque están felices y optimistas, han estado muy preocupadas por el estado de salud de Carmen Borrego, quien dio positivo en coronavirus. Las circunstancias obligaban a estar separadas, aunque completamente informadas de las novedades y problemas de salud que podían tener durante este confinamiento.

Carmen Borrego salpicada por la polémica

Una enfermedad que se ha visto empañada por la polémica. La colaboradora intervino en el programa que colabora habitualemente, ‘Viva la vida’, mientras permanecía aislada en su vivienda. En su conexión, se mostró hastiada de su situación, pues llevaba muchos días recluida en su habitación, pero un detalle la puso en el ojo del huracán. Durante su conexión su marido, José Carlos Bernal, pasó a su espalda, lo que provocó que las redes sociales la tacharan de «mentirosa». Mientras algunos dudaban de su enfermedad, había quien tan solo resaltaba que se había saltado las estrictas medidas de protección o incluso tuiteros que comparaban esta ‘pillada’ con la de Alfonso Merlos y Alexia Rivas. Para conocer la versión de la protagonista SEMANA nos pusimos en contacto con Carmen Borrego, quien nos concedió sus primeras declaraciones tras el escándalo.

Carmen Borrego

La hija de María Teresa Campos estaba molesta con el revuelo generado y aclaró qué sucedió durante la conexión. «Sigo enferma desgraciadamente, sigo dando positivo y mi marido solamente pasó para cerrar una puerta. ¿Qué importancia tiene? Mi marido estaba con una mascarilla a tres metros de mí. Yo he estado el tiempo que he estado aislada que han sido veintitantos días, sigo sin poder estar en una misma habitación con mi marido ni en un mismo espacio, pero ya puedo salir de mi habitación porque mi carga viral es mínima gracias a Dios», aseguró a esta revista. Poco a poco Carmen va venciendo a la enfermedad, aunque todavía no ha logrado superarla. De hecho, sigue respetando algunas medidas de seguridad en su convivencia familiar con el fin de no contagiar a ninguna de las personas con las que reside en su vivienda.

No obstante, hace algunos días volvía a ser noticia. María Patiño desvelaba que se había encontrado con ella en un centro de estética en pleno confinamiento, por lo que una vez más han saltado las alarmas. Sin embargo, Carmen Borrego ha desmentido que el motivo se deba a algún retoque, sino a un test rápido de coronavirus para saber cuál es su estado de salud tras muchas semanas de incertidumbre.