La mujer de Jesulín de Ubrique trabajaba desde principios de 2019 en una clínica dental localizada en Lloret de Mar.


La recesión económica a la que se enfrenta el país como consecuencia de la crisis sanitaria del coronavirus está siendo totalmente devastadora. También ha afectado a rostros conocidos que han visto cómo sus fuentes de ingresos se resentían de la noche a la mañana. Una de las que no ha escapada de estos efectos ha sido María José Campanario quien al parecer se encuentra en un ERTE. 

Gtres

La mujer de Jesús Janeiro trabajaba desde principios de 2019 en una clínica dental localizada en Lloret de Mar. Ella también se encuentra inevitablemente desde hace unos meses en un Expediente de Regulación Temporal de Empleo, tal y como ha publicado el portal ‘Look’. A pesar de que continuaba residiendo con su familia en la localidad gaditana de Arcos de la Frontera viajaba de forma regular hasta Cataluña para desempeñar este trabajo durante tres días por semana. Un auténtico sueño hecho realidad ya que en los últimos años se había afanado en concluir con éxito sus estudios de Odontología. Incluso rebasando nuestras fronteras para matricularse en el país vecino, Portugal. Finalmente, en 2015, se graduaba en la Universidad CESPU, de Oporto.

Gtres

En los últimos años, además, María José Campanario ha sido noticia en varias ocasiones por sus constantes ingresos hospitalarios por la enfermedad que padece desde hace más de una década, una fibromialgia aguda que le provoca importantes dolores de forma regular y que le afecta en el desarrollo de su día a día.

El nuevo proyecto de la familia

María José Campanario junto a su marido está inmersa en otros proyectos profesionales que se materializarán en los próximos meses. La revista SEMANA publicó recientemente en exclusiva que el matrimonio había decidido alquilar la finca de Ambiciones. Una nueva aventura empresarial en la que se han unido con Humberto Janeiro para darle una salida a la finca. La obras de remodelación ya se han iniciado y se prevé que todo esté listo para mediados del próximo año.

Jesulín de Ubrique
© Fotomontaje de SEMANA.

Ubicado en el parque natural de Grazalema, en un entorno natural privilegiado, se trata de una célebre finca que se convirtió en la casa de la familia Janeiro durante décadas. Cuenta con plaza de toros, una pequeña capilla, una vivienda de 2000 metros cuadrados… Y será el escenario perfecto para eventos exclusivos y de lujo. Un paso empresarial que ha sido muy meditado por la familia. Todo apunta a que ‘Ambiciones’ abrirá sus puertas a mediados de 2021.

Está siendo un año de cambios para el clan. La familia ha lamentado la pérdida de Humberto Janeiro, patriarca de la familia, quien fallecía el pasado mes de agosto a los 76 años en el Hospital Universitario de Jerez de la Frontera tras sufrir un shock séptico. El padre del torero era ingresado para ser tratado de unas úlceras en una de sus piernas.