María Jiménez habla, muy débil, tras su calvario en el hospital

María Jiménez ya está en su casa de Chiclana recuiperándose del bache de salud que casi acaba con su vida y que le ha mantenido durante meses ingresada

María Jiménez ya está en casa y parece que el susto ya ha pasado. Sus problemas de salud le han mantenido durante tres meses ingresada en un hospital, pasando en varias ocasiones por la UCI, temiéndose por su vida cuando se desvelaban algunos detalles de su estado real. Por fortuna, todo ha pasado y la cantante ha recibido el alta médica y puede continuar con su recuperación en la comodidad de su casa. La propia María ha querido contar cómo está.

María Jiménez recibe el alta médica tras meses en el hospital

7Fin a uno de los grandes sustos de su vida

María Jiménez está acostumbrada a sufrir y es que su vida no ha sido sencilla, a pesar de que el buen humor siempre le ha caracterizado. El miedo ya ha pasado, después de sufrir uno de los mayores sustos de su vida. Ya se encuentra tranquila recuperándose en su casa de Chiclana.

¿Qué le pasaba realmente a María Jiménez?
La artista fue ingresada en el hospital San Rafael de Cádiz a finales del mes de mayo, pero rápidamente fue trasladada a Sevilla, concretamente al hospital Virgen del Rocío, para ser atendida por especialistas en su caso. Fue operada en mayo “en estado grave de una obstrucción intestinal por un proceso intestinal no maligno”, como así adelantaban los médicos a través de un comunicado de prensa. Un mal que se le agravó por “sus problemas circulatorios crónicos y metabólicos”. En este proceso, entraba y salía de la UCI, preocupando a todos.

María Jiménez abandona la UCI y es trasladada a planta

6María Jiménez explica cómo está en primera persona

María Jiménez no tuvo reparos en levantar el teléfono y atender a ‘Sálvame’, que le llamó para conocer en primera mano cómo se encontraba tras haber recibido el alta y tras haber dejado atrás sus graves problemas de salud. Ella se muestra cauta y, cansada, explica que todo va “poquito a poco” y que el proceso, por el momento, es largo: «Todavía no me manejo bien».

5Aún no está fuera de peligro

La artista ha confesado que no sabe cuándo recuperará la salud y si podrá superar por completo el trance que le ha mantenido hospitalizada durante meses: “Eso no lo sabemos bien del todo”. Pese a ello, su papel ahora es cuidarse, recuperar la salud y seguir a rajatabla las prescripciones que los facultativos le han realizado.

Mejora el estado de salud de María Jiménez: ya no necesita respiración asistida

4Está débil, pero su familia la sustenta

Por el momento, María Jiménez se encuentra muy débil y debe recuperar las fuerzas que le permitan caminar por sí sola. Por suerte, su hijo y su hermana se han convertido en sus piernas y brazos, quienes le ayudan a levantarse de la cama y sentarse en la silla de ruedas que, por el momento, debe ser su compañera de viaje.

3Superó un cáncer de mama con valentía

En 2013, María Jiménez fue diagnosticada de un cáncer de mama que superó con lucha y valentía. Sin embargo, ella no ha querido adoptar nunca el papel de víctima porque, como bien dice, “he salido de todo. No soy una mujer muy depresiva”.

2Su cambio físico por culpa de sus baches de salud

En 2013 fue diagnosticada de cáncer de mama y el tratamiento hizo que su cuerpo sufriese un gran cambio. Ella misma le confesó a María Patiño su situación: “Estoy muy gorda, peso 83 kilos. Me he puesto 30 encima”, confesaba María Jiménez, que tras el cáncer dejó de fumar, le operaron de la garganta y, encima, se rompió el peroné. Difícil mantener una vida activa y deportiva con tantos achaques.

1María Jiménez aún tiene mucha guerra que dar

Por muchos altibajos en su salud, María Jiménez tiene mucho arte que compartir, aunque ahora sea con su hijo y su hermana. A ella nada le para y seguro que en unas semanas la vemos de nuevo haciendo gala de su habitual sentido del humor.