Cuatro

Mai Meneses recuerda su infierno con las drogas y su depresión psicótica: "Toqué fondo"

Mai Meneses, la ex concursante de 'Operación Triunfo' que ganó fama con Nena Daconte, lleva doce años en tratamiento psiquiátrico.

El estreno de la nueva temporada de 'Viajando con Risto' ha contado con la visita de Mai Meneses. La que fue primera expulsada en la segunda edición de 'Operación Triunfo' ha concedido una entrevista a Risto Mejide. En ella repasa su breve paso por la Academia y su salto a la fama como vocalista de Nena Daconte. Dos experiencias que la hicieron enfrentarse a su mayor infierno. Tímida, con una personalidad frágil y cargada de muchas inseguridades, la cantante entró en una espiral emocional que la hizo consumir drogas y alcohol, perjudicando con ello su salud mental y empezando una etapa de autodestrucción que truncó su brillante carrera: "Toqué fondo".
Vídeo: Cuatro
"Tienes que estar preparado psicológicamente", ha arrancado diciendo al hablar de sus días en 'OT'. "A mí me cuesta mucho arrancar. No sabía qué hacer. Yo veía una cámara y me escondía". Y es que el salto fue demasiado grande: "Siempre quise cantar, pero no era un sueño real. Hay gente joven que me pide consejo y les digo que escriban exactamente en qué consiste lo que estás soñando, como 'quiero ser número uno' o 'quiero hacer 200 conciertos al año'. Porque yo no tenía ese sueño claro y cuando llegó no lo reconocí porque en realidad no lo sabía. Yo quería ser cantante, pero no sabía en qué consistía la profesión de cantante y tener grupo".

No supo digerir su éxito: "Creía que no lo merecía"

Mai ha recordado que no llegó a saborear el éxito que tuvo con Nena Daconte: "Yo estaba muy insegura. Tenía la autoestima por los suelos y luego he sabido que tenía el síndrome de la impostora. Nos pasa más a las mujeres... Y es que cuando nos pasa algo bueno no somos lo suficientemente buenos para ese regalo que nos da la vida. Sonábamos en muchos sitios y yo todo el rato estaba 'pero si yo canto mal, 'pero si mis canciones son una mierda'. No entendía nada porque pensaba que lo que yo hacía no era suficiente. Creía que no lo merecía".

GTRES

En 2007 todo empezó a ir mal. "Tomé una pastilla de esas de pasarlo bien y a mí me sentó regular. Fue un mal viaje. En parte fue bueno y en parte fue malo. A partir de ese momento me volví súper susceptible y todo me empezó a caer mal". Aquello surgió estando de gira en las fiestas del Pilar Zaragoza. Ni siquiera recuerda el nombre de la pastilla que se tomó. Le da "vergüenza" recordarlo porque "con cosas de tarada", pero ha revelado que habló con "Marilyn Monroe" y "me vino Dios a hablar" y este le dio un mensaje en el que le dijo que era judía. Aquello la hizo obsesionarse con el tema: "Le decía a todo el mundo que era judía". Y es que una vez pasado el efecto de la pastilla se creyó lo que había vivido: "Fue muy loco".

"A veces dejo de tomarme la medicina y vuelve la feria", confiesa Mai Meneses

"Toqué fondo después", continuaba. "Estaba empezando a obsesionarme con que tenía que aprender". Mai Meneses ha contado que la primera droga que tomó fue la marihuana, en su adolescencia: "Desde que vivía empecé a fumar porros y me sentaban súper bien porque me daban otra percepción de la realidad. Me estimulaban los sentidos, la vista, el olfato, el tacto.... Escuchaba en tres dimensiones y veía dónde estaban colocadas las cosas". Sin embargo, cuando comenzó a sentir estrés empezó a fumar porros con el fin de provocarse "pesadillas" de manera intencionada.
Así entró en una espiral de la que no era capaz de salir. Estaba tan perdida que llegó a tener que dormir en la misma cama que su madre, quien se quedaba con ella "hasta que me quedara dormida". El día que decidió ir a un psiquiatra "me dijo que tenía depresión psicótica y me empezó a medicar. En tres meses estaba en tabla rasa. Se acabaron las paranoias, se acabaron los miedos".
Ahora ha logrado superar sus problemas. "A veces me cuesta y digo: 'Hay que ver, qué penita, con lo que yo he sido'. Pero qué le voy a hacer. Pienso que tengo diabetes mental y que si me no me tomo la medicina me sube el azúcar y que si me la tomo estoy controlada, pero nada más". Emocionada, ha confesado que lleva doce años yendo al psiquiatra, aunque tiene sus recaídas: "A veces dejo de tomarme la medicina y vuelve la feria... al completo. O peor. La feria va creciendo con los años. Ahora cuando me viene la feria me doy cuenta de que estoy en ella, pero lo veo de fuera".
"He sido siempre un poco inconsciente. El peligro me encanta", admitía. "Si hay fiesta, ¿dónde está Mai? En la fiesta, Me cuesta mucho decir que no. Ahora tengo un poco más de cabeza. Tengo hijos. Tengo una responsabilidad. Pero aún hoy, si hay fiesta soy la primera que quiere estar", terminaba diciendo. Ahora está "bien", pero su mayor miedo es "que no pueda dejar la medicación nunca". Y cuando vuelva a estar "un poco más calmadita lo volveré a intentar".
Mai Meneses ha escrito un libro, 'Tenía tanto que darte: Amor, música, ansiedad, sueños y locura', en el que habla de sus problemas mentales y sus adicciones.
X