Antes de conocer a Risto Mejide en 2015, Laura Escanes mantenía una vida muy normal en el anonimato. Tenía 19 años, solía hacer planes con sus amigos y salía con un chico de su edad (Ferrán Regaña) de Tossa de Mar, la localidad costera en la que ella veraneaba con sus padres.

6Un capítulo de su pasado

De esa época poco o muy poco ha trascendido a los medios. Se conoce su noviazgo y posterior boda con el publicista, su reciente maternidad y también su éxito como prescriptora de tendencias y cosmética. Sin embargo, ella misma se ha encargado de dar a conocer un desagradable capítulo de su pasado, ese pasado que nada tiene que ver con su vida actual.

5¿Amigos?

Según ha narrado la propia modelo, mientras vivía esa vida de adolescente en sus veranos en Tossa de Mar, sufrió una cruel traición por parte de sus amigos de entonces. Bueno, más bien los que ella creía que eran sus amigos.

4Fotos desnuda

Cuenta Laura que un día, mientras ella y su pandilla disfrutaban de un día de playa, sus amigos le cogieron el móvil. Ella se había ido a dar un baño, dejó el móvil en su toalla y sus amigos, corrieron ávidos para curiosear sus fotos. Había algunas en las que la joven salía ligera de ropa o desnuda y, los que ella consideraba sus amigos, no dudaron en enviarse dichas fotos y, posteriormente, hacerlas circular a través del resto de jóvenes del pueblo.

3Sin ganas de salir de casa

Laura sintió morir. La ansiedad y la vergüenza le robaron la ilusión y las ganas de salir y durante un tiempo se recluyó en su casa realmente atormentada por lo sucedido. Sufrió una traición muy desagradable, por supuesto, imperdonable, que la obligó a hacer limpieza en esa pandilla que ella creía de amigos.

2Nueva vida

Por fortuna, supo recomponerse tras aquel varapalo. Demostró ser una chica fuerte y valiente. Además, la vida le tenía preparada una gran recompensa en forma de presentador de televisión.

1Feliz con Risto

Tiempo después de aquello y de haber roto con ese novio con el que vivió un romance adolescente, conoció a Risto Mejide y su vida cambió. Actualmente están felizmente casados y acaban de dar la bienvenida a su primera hija en común: Roma.