La presentadora Lara Álvarez despide el 2018 dando las Campanadas y, de paso, estrenando dos regalos por los que ha pagado más de 640.000 euros.


Aunque todavía no ha alcanzado a Jorge Javier Vázquez, Lara Álvarez ya es una de las caras estrella de Mediaset. La asturiana ha tendido un año perfecto en cuanto a trabajo se refiere, tras comenzar presentando ‘Supervivientes’ desde Honduras, lo que le permitió coger un bonito bronceado, la ex de Fernando Alonso encadenó con el otro gran éxito del año, ‘Gran Hermano VIP’.

Leer más: Lara Álvarez confiesa cómo irá vestida en un arrebato de “rabia” por la polémica de Pedroche

Gracias a su eterna sonrisa y a su desenvoltura delante de las cámaras, Lara ha sido elegida por Telecinco para dar la bienvenida al 2019. Lo hará esta noche junto a otro de los presentadores más queridos de la cadena, Jesús Calleja, en una ubicación muy especial, el pueblo mallorquín de Sant Llorenç des Cardassar, uno de los más afectados por las inundaciones del pasado mes de octubre.

Leer más: La pulla de Lara Álvarez a las transparencias de Pedroche en las Campanadas

Y claro, tal triunfo ha traído consigo un considerable incremento en su cuenta bancaria que, sin embargo, ha bajado de golpe tras los dos auto regalos que se acaba de hacer. Tras varios años viviendo de alquiler en la localidad madrileña de Las Rozas, Lara ha decidido invertir en el mercado inmobiliario y se ha comprado un chalet de tres plantas.

Según publica QMD, el inmueble tiene además un jardín privado, una gran piscina, cinco dormitorios dobles, cuatro cuartos de baño, salón comedor, una cocina muy grande y una bodega. Un sinfín de lujos por los que Álvarez ha pagado 600.000 euros.

Y claro, una casa tan grande se merece un coche a la altura. La presentadora ha estrenado hace apenas unas semanas un Audi Q3 3.6 TDI Sline de 150 cv. Un coche de buen tamaño cuyo valor en el mercado es de algo más de 43.000 euros, con el que viajará cómoda y segura a dar la bienvenida a un 2019 que se presenta igual de interesante que el año que despedimos.