La última desgracia de Chelo García Cortés

La colaboradora de 'Sálvame', Chelo García Cortés, no está viviendo un buen momento después de su polémico paso por 'Supervivientes'. A los escándalos a los que hace frente a diario por su condición de personaje público, ahora se le suma otro que no tiene nada que ver con la televisión, pero quizá le duela aún más

Chelo García Cortés se ha convertido en una de las colaboradoras más populares de ‘Sálvame’ tras su paso por ‘Supervivientes’. El hecho de que haya retomado su amistad con Isabel Pantoja, de quien fuera íntima amiga durante más de 20 años, y se haya olvidado de sus compañeras y amigas del programa en el que trabaja ha levantado muchas ampollas, pero no ha sido el único inconveniente que se ha encontrado tras regresar de Honduras.

Chelo García Cortés, trasladada al hospital tras un grave accidente

Hace una semana, durante la emisión del formato diario en el que colabora, la periodista sufrió una monumental caída en la que se rajó profundamente la pierna. La herida y el golpe fueron de tal calibre que Chelo tuvo que ser llevada al hospital y atendida de urgencia, terminando con 28 puntos de sutura y diez días de baja. Como no podía ser de otra manera, la catalana se ha refugiado estos días de reposo en su casa de Castelldefels junto a Marta, su mujer, pero parece que ni allí puede encontrar la paz.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Madrugada complicada y caos en CASTELLDEFELS tras una tormenta eléctrica y con caída de granizo !!!Veremos como termina el día

Una publicación compartida de Chelo García-Cortés Cadavid (@chelo_garcia_cortes) el

En una de sus últimas publicaciones de Instagram, García Cortés ha compartido con sus seguidores un llamativo vídeo en el que se ve una espectacular tormenta eléctrica y una fuerte granizada que inundó el pueblo en el que vive y tuvo en vilo a todos los vecinos. A la mañana siguiente, la colaboradora no dudó en mostrar los destrozos que las calamidades del tiempo dejaron a su paso por su queridísima ciudad.

Lo cierto es que, a pesar de haber vuelto satisfecha y en paz consigo misma y más enamorada que nunca de su mujer, el regreso de Chelo García Cortés no está siendo todo lo idílico que la reportera imaginado durante sus largas horas de soledad en las playas hondureñas.