La estudiada estrategia que han seguido Carla Barber y Diego Matamoros tras el asalto

Carla Barber y su pareja, Diego Matamoros, han cambiado de estrategia en redes sociales después del asalto que la canaria sufrió a la llegada de su portal.

diego-matamoros-carla-barber-beso

Carla Barber el pasado jueves tuvo que hacer frente a uno de los peores días de su vida. La doctora estética se dirigía a su casa, al lugar en el que se sentía verdaderamente protegida cuando dos hombres encapuchados la asaltaron. No solo la robaron, sino que tras realizarle una llave 'mata león' la dejaron inconsciente. Desde ese instante, ya nada ha vuelto a ser lo mismo. A pesar de que la canaria trata de ser tremendamente positiva en su día a día, lo cierto es que ha sentido miedo. Por ello, ha decidido cambiar ciertos hábitos, en especial, su actividad en las redes sociales. La pareja de Diego Matamoros prefiere ahora no dar ninguna pista de dónde se encuentra o dónde va a cenar, rastros que, de ser desvelados, quién sabe si podrían traerle un problema.

Kiko Matamoros

También te interesará

Diego Matamoros analiza la reconciliación familiar y carga contra Makoke: "Esa tipa nos echaba de la vida de mi padre"

La estudiada estrategia que han seguido Carla Barber y Diego Matamoros tras el asalto
Carla Barber

De hecho, Carla Barber ha reducido muchísimo los stories de su perfil de Instagram, lugar en el que intenta acercarse a sus seguidores, pero sin dar demasiados datos de su rutina o pasos diarios. Al igual que su pareja, pues, aunque el hijo de Kiko Matamoros sigue presumiendo de, por ejemplo, algunas creaciones culinarias, lo que ha optado por hacer es no mencionar el restaurante en el que se encuentra. Opción que la Policía suele aconsejar para la seguridad de todos los usuarios de redes sociales, de hecho, a rostros conocidos les señalan lo importante que es no mostrar ciertas partes de tu vivienda públicamente.Aún es pronto para afirmar que este 'modus operandi' ha llegado para quedarse en la vida de Carla, pero todo apunta a que su intención es la de ser más discreta. La joven de 30 años se limita a comentar cómo se siente o a promocionar algunos de los casos de pacientes a las que realiza tratamientos estéticos en su clínica, pero poco más. Un giro radical que ha llamado la atención, pero que podría servir a Carla Barber para sentirse a salvo y no tan expuesta mediáticamente.

Carla Barber

Todavía se desconoce si finalmente tomará la decisión de contratar a un miembro de seguridad para que vele por ella, pensamiento que, según el propio Diego, rondaba por su cabeza. Sobre ello y sobre lo rápido que te cambia la vida en un instante, Carla caviló desde Canarias, su tierra natal, donde se quiso rodear de sus familiares más queridos. Poco después retomó sus quehaceres, eso sí, antes desveló en el universo 2.0 todos los ataques que había recibido desde que sufrió el asalto."A pesar de lo acontecido, no sé qué es peor. Que me asaltaran, agredieran físicamente (pudiendo haber perdido la vida si la maniobra que me realizaron hubiera salido mal) y robaran. Que haya personas que pongan en duda que la historia que he contado no es real y puedo ser capaz de inventármelo. Que puedan existir personas en este mundo que se alegren por lo que me ha sucedido y encima sean capaces de escribir de forma pública o privada en una red social como esta «que se fastidie» o «que se aguante», «eso le pasa por enseñar lo que tiene» etc. Llegará el día en que os pueda contar con detalle la infinidad de ataques diarios que recibo, llegará el momento en el que podáis ver cuánta gente intenta hacerme daño sin motivo aparente más que la envidia», escribió en sus stories a principios de semana.

1 /8
carla barber

Carla Barber

1 / 8
carla barber

Carla Barber

2 / 8
Carla Barber

Carla Barber

3 / 8
carla barber

Carla Barber

4 / 8
carla barber

Carla Barber

5 / 8
diego matamoros carla barber

© Redes sociales.

6 / 8
Diego Matamoros Carla Barber 4

Carla Barber

7 / 8
portada-kiko-matamoros

Redes Sociales

8 / 8