Kiko Rivera ha compartido durante un directo por error datos tan personales como su teléfono móvil y la dirección de su casa.


A Kiko Rivera se le suman los problemas. Aunque su 2020 estuvo marcado por el distanciamiento y posterior ruptura con su madre, Isabel Pantoja, el 2021 no ha estado exento de polémica. Este lunes 4 de enero y a tan solo dos días de que lleguen los Reyes Magos, el DJ ha mostrado por error durante un directo de Twitch el lugar exacto donde vive junto a Irene Rosales y sus hijas, así como su teléfono móvil, dos datos muy comprometidos que se han viralizado y que han puesto al músico en un aprieto. Algunos de sus seguidores han captado la información y la han vertido en diferentes foros o páginas, una actuación que ha provocado la indignación en Kiko Rivera. El hijo de la tonadillera no da crédito y, aunque es consciente de que ha sido una metedura de pata por su parte, advierte que tomará medidas legales contra quien ha difundido estos datos tan personales.

Kiko Rivera
© Redes sociales.

De hecho, Kiko no lo ha dudado y ha puesto todo esto en manos de sus abogados, ya que considera que es peligroso que esta información circule por la Red. Para ello además de este paso, ha cambiado su número de contacto, pues no ha dejado de recibir llamadas de personas anónimas. «Me ha pasado una movida y es que cambiando de pantalla ha aparecido mi dirección, mi número de teléfono. La gente lo ha cogido, el número ya lo he cambiado. Han empezado a subirlo y esa persona y todos los que utilicen mis datos por la Ley de Protección de datos estará demandada», ha advertido. «Ha sido un error mío, pero la gente ha aprovechado cualquier cosa para liarla. Vaya lío», ha añadido.

Aunque Irene Rosales de momento no se ha pronunciado en sus redes sociales, han sido muchos los que se han percatado de lo importante que es tener mucho cuidado ante este tipo de despistes. No es el primero al que le pasa, ejemplo de ello, Rosalía quien posteó el teléfono de Pablo Alborán en Instagram sin darse cuenta o Tania Llasera el de Tamara Gorro, dos equivocaciones que llevaron a estos rostros conocidos a tener que cambiar de teléfono ante el aluvión de llamadas de teléfono que recibieron de personas que ni siquiera conocían. Así le ha pasado a Kiko Rivera, quien arrepentido ha tratado de remendar su error, tratando de vitar que se propague todavía más en el universo 2.0.

El monumental cabreo de Kiko Rivera

© Redes Sociales / Gtres.

A través de varias stories en los que ha mostrado su monumental cabreo, Kiko Rivera ha sumado una polémica más a su vida. Y es que hace tan solo unos días él, Omar Montes y Luis Rollán acudieron a un centro comercial de Marbella en el que su presencia provocó que se superara el aforo en un gran porcentaje, lo que llevó a que las autoridades se personaran allí y lo terminaran por desalojar. A pesar de estos últimos sucesos, Kiko Rivera se muestra positivo ante su futuro más cercano y se refugia en sus seres más queridos.