Julián Contreras ha revelado qué es lo que siente por Isabel Pantoja. Muy dolido por lo que le hizo pasar a su madre, Carmina, ha declarado qué no le perdona.


Francisco Rivera y su hermano Cayetano paralizaron las acciones legales que habían tomado en contra de Isabel Pantoja. Querían recuperar los enseres de su padre, pero dieron un paso atrás para, según su abogado, beneficiar a su hermano, Kiko Rivera. Semanas después de este movimiento inesperado por parte de los toreros, su hermano Julián Contreras ha sido preguntado por Isabel Pantoja: ¿ha perdonado él a la tonadillera? Si bien su madre mantuvo un conflicto con la cantante durante muchos años, él podría haber enterrado el hacha de guerra, pero ¿está dispuesto a hacerlo? Su respuesta es clara y así lo demuestra el demoledor mensaje que le manda él mismo de viva voz.

Vídeo: Europa Press

Julián Contreras asegura que es incapaz de pasar página con alguien que se lo hizo pasar tan mal a alguien tan importante para él como era su progenitora. La relación entre las dos exmujeres de Paquirri nunca fue buena y es que incluso se vieron enfrentadas por bienes materiales, pues Carmina le reclamaba a la artista dos regalos de su boda con Paquirri. «Un armario ropero que le había regalado su madre y un viejo tomavistas», sin embargo, nunca dejó que los retirara de Cantora. Así se aseguró en La Razón, donde revelaron la frustración que esto producía en Carmina.

Nunca pudieron firmar la paz, una situación que lleva a que los hijos de Carmina Ordoñez reclamen el lugar de su madre. «No, yo no perdono ningún tipo de daño, otra cosa es que no lo tenga presente. Un daño gratuito durante tantos años a dos niños y una madre no encuentro justificación al perdón», asegura Julián Contreras. Eso sí, deja claro que el debate que abrieron sus hermanos no es el suyo y que, por tanto, él seguirá por su camino, senda que nada tiene que ver con la de su hermano Fran o Cayetano. «Esta no es mi guerra, ni nunca lo será», dice Julián Contreras.

Julián Contreras
Gtres

Su relación parece irrecuperable, pero sí están unidos por una enemiga en común: Pantoja. Los tres tienen claro cuál es la espinita que nunca se pudo quitar Carmina cuando falleció y esta no es otra que no haber podido recuperar lo que Paquirri dejó a sus hijos. «Son muchos sentimientos. Mi madre se fue con una pena muy grande. La sensación de no haber recuperado las cosas que nos dejó mi padre. Esa pena se la llevó mi madre, y eso no puedo perdonarlo (…) Cuando a las personas les mueve la avaricia, vienen los problemas. La familia tiene que respetar los deseos del fallecido», espetó Francisco en ‘Espejo Público’. Reclamó entonces la verdad y dejó claro que debían caérsele las caretas a cada uno de los que habían mentido hasta ahora. «Me cuesta perdonar. Se tiene que saber la verdad», aseguró el diestro.