Cómo Isabel Preysler se mete en el bolsillo al pueblo que vio nacer a Mario Vargas Llosa

Isabel Preysler vuelve a recorrer los rincones de la ciudad de Arequipa, en la que nació Mario Vargas Llosa. Un viaje emocionante donde se ha metido a todos en el bolsillo

Isabel Preysler ha vuelto a recorrer los rincones en los que se crió su pareja, Mario Vargas Llosa, acompañándole a un viaje a Arequipa, ciudad de Perú en la que nació el Nobel de Literatura. El escritor estaba convocado como rostro principal del cartel de estrellas del ‘Hay Festival’, un evento literario que él mismo orquestó en sus inicios y que ya lleva 4 años congregando a amantes de este arte.

[Leer más: la deuda millonaria que frena sus planes de boda]

9Preysler vuelve a acompañar a Llosa

No es la primera vez que Isabel Preysler recorre las calles de Arequipa, ciudad natal de su pareja, conocida como la ciudad blanca. Allí han paseado su amor como dos tortolitos con planes de boda tras acreditarse de forma oficial la soltería del Nobel. Algo que no ha pasado desapercibido entre los lugareños, que se afanaban en conseguir una foto de los futuros contrayentes.

8Preysler, recibida con honores de Primera Dama

Más que la novia de un Premio Nobel de Literatura, Isabel Preysler ha gozado de un tratamiento digno de una primera dama durante un viaje de estado. Toda la atención mediática estaba centrada en ella y los medios peruanos se afanaban en conseguir la mejor instantánea de la reina de corazones del cuore español.

7La socialite sabe ganarse a su público

Isabel Preysler ha sabido meterse en el bolsillo a los compatriotas de su futuro marido. Al ser preguntado sobre lo primero que ha sentido al pisar de nuevo la tierra que vio nacer a su pareja, ella ha confesado que “el calor de los arequipeños”.

6Feliz de ver a Mario Vargas Llosa feliz

“Si a mí me llega al alma, imagínate a él”, reconocía en conversación con los medios locales. Está orgullosa de ver de cerca los orígenes de Mario Vargas Llosa, que regresa a su ciudad natal convertido en hijo pródigo, además del invitado de honor del ‘Hay festival’, donde ha charlado animadamente con la periodista cubana Yoani Sánchez.

5Isabel Preysler no perdía detalle desde su asiento

4Acariciando el paladar con la comida peruana

En su segunda jornada en Perú, Isabel Preysler ha tenido el placer de conocer la mejor propuesta gastronómica del país, de la mano de la chef Mónica Huerta, quien obsequió a la pareja con un almuerzo en la picantería La Nueva Palomina. Allí, Mario Vargas Llosa se decantó por los platos de camarones, uno de sus favoritos.

3Preysler sabe vender perfectamente a su pareja

Sabe lo comprometido que está con su pueblo, pero quiere dejar claro en todo momento los esfuerzos que hace por la sociedad peruana, a pesar de estar afincado en España: “Él quiero mucho a la gente arequipeña. Ha dejado toda su colección. Faltan todavía unos cuantos libros, pero tiene como 25.000 ejemplares”, subrayaba.

2Visita a la casa del escritor

Como ya hicieran el año pasado cuando recorrieron de nuevo las calles de Arequipa, Isabel Preysler espera ver otra vez la casa en la que nació y se crió su pareja, la casa de Cinco Esquinas, así como otros enclaves monumentales de la ciudad a la que se declara fan.

1No ha hablado del embarazo de su hija Ana Boyer