SEMANA ha investigado la unión entre la tonadillera y esta famosa cantante, que la recibiría «con los brazos abiertos», en el caso de que tomara la decisión de dejar España


«Come y bebe, pero no tiene vida». Así ha definido Anabel Pantoja el estado en el que se encuentra la tonadillera en estos momentos. Aislada y con la única compañía de su hermano Agustín y su madre doña Ana, Isabel Pantoja se podría encontrar organizando cómo sería su futuro a partir de ahora. Un futuro, que de no reconciliarse a corto plazo con su hijo (tema que se presenta poco probable), previsiblemente será fuera de España, mas exactamente en México. Una tierra en donde la estarían esperando con los brazos abiertos.

Foto: Gtres

Cruzar el charco y establecer su residencia en el país Azteca, no sería la primera vez que estaría dentro de las pretensiones de Isabel Pantoja. Hace unos años, antes de entrar en prisión, la madre de Chabelita Pantoja se vio tentada por su amigo, el fallecido Juan Gabriel, para comenzar una nueva vida en ciudad de México. Además del disco de rancheras, que en aquel momento le estaba produciendo (y que lanzó finalmente a la venta, una vez falleció el divo de Juarez) el cantante pretendía que su amiga estableciera allí su residencia, cuidarla del objetivo de la prensa y a su vez, que participara como jurado en un conocido programa musical de carácter internacional. Una pretensiones que se dieron al traste tras el repentino fallecimiento del cantautor y que ahora podrían volver a estar entre sus pretensiones.

Al parecer, la cantante se va haciendo poco a poco a la idea de que su madre se encuentra ya muy mayor y se está planteando qué será de ella cuando doña Ana ya no esté. Las últimas noticias sobre el futuro profesional de la tonadillera apuntan a una posible reaparición en la segunda temporada de «Idol Kids 2» (aún sin confirmar), aunque lo que realmente le gustaría a Isabel sería marcharse a México y realizar por allí una gira de conciertos. ¿La mano que se encontraría detrás de esta decisión? Una famosa cantante mexicana, conocida como la «Jennifer López de Mexico» y amiga íntima de la cantante.

Sus planes pasarían por vender Cantora, saneando así sus cuentas, e irse a vivir a México o Miami, si la guerra con su hijo, Kiko Rivera, no se soluciona. Así lo ha contado este jueves Beatriz Cortazar en el programa de Federico Jimenez Losantos. Aunque la periodista no ha querido mojarse respecto a la identidad de esa famosa cantante que la «recibiría con los brazos abiertos», muchas medios han apuntado de que se trataría de Mariana Seoane. Una cantante y actriz mexicana, muy reconocida en su país.


La amistad entre ambas es de sobra conocida. Aunque quién las presentó fue Juan Gabriel, Isabel Pantoja ya la conocía de ver algunas de sus telenovelas emitidas en España (en más de una ocasión la tonadillera ha confesado ser adicta a los culebrones y ser lo único que ve en la televisión). Al morir Juan Gabriel, Mariana fue la encargada de ir a recoger al aeropuerto a su hermano Agustín para acudir a su funeral, y según fuentes muy cercanas a la tonadillera, la cantante azteca ha estado y pernoctado en Cantora en alguna ocasión. En sus redes sociales, esta amiga de Isabel Pantoja, ha defendido en diferentes ocasiones la figura de la artista y en sus viajes por Latino América ha estado junto a ella en multitud de ocasiones, por lo que la idea de que fuera ella la que estaría convenciendo parece de lo más probable.

Según informaciones que nos han llegado en exclusiva para esta revista, otra cantante, también muy famosa en Mexico, intentó ponerse en contacto con la tonadillera para ofrecerle una posible colaboración entre ambas, un tema que, debido al revés familiar, se ha visto paralizado. Lo cierto es que la única información acerca del futuro de la cantante la sitúa en un regreso televisado en Telecinco, aunque tras la no renovación del contrato y viendo cómo se están sucediendo los acontecimientos, su futuro está más en el aire que nunca.