Según ha podido saber la revista SEMANA, la actitud de Isabel Pantoja como jurado de ‘Top Star’ es ejemplarizante y nada derrotista.


Isabel Pantoja está inmersa en las grabaciones de ‘Top Star’, el proyecto de televisión por el que de nuevo está en primera línea mediática. La tonadillera ha vuelto a la vida laboral tras meses recluida en Cantora y con muchos cambios en lo que respecta al plano personal. La relación con su hijo Kiko Rivera está hecha añicos, una ruptura que su círculo pensaba que iba a afectar a su actitud en el trabajo. Sin embargo, no ha sido así, sino todo lo contrario. Según ha podido saber SEMANA, este fin de semana el equipo de ‘Top Star’ ha reunido a sus trabajadores para grabar parte de este espacio de talentos, cita en la que todos han disfrutado de la Isabel más divertida. «Está mostrando su cara más amable y está siendo muy simpática. En ningún momento se la ve triste ni tampoco aislada. Hemos visto a una Isabel muy atenta y bromista, toda una profesional», nos explican. Cuando se apagan los focos y las cámaras dejan de grabar, la artista no se amilana, sigue siendo la misma de siempre y trata de mostrar su resiliencia.

Redes sociales

Este comportamiento deja ver que Isabel Pantoja no quiere mezclar su trabajo con su problemas personales y es que prefiere dejar de lado lo que le atormenta para volcarse en ser jurado de ‘Top Star’. Aunque en el pasado sí que ha habido pequeñas tiranteces con sus compañeros debido a su impuntualidad, según desvelan a esta revista, en esta ocasión nada más lejos de la realidad. Entre ella y el resto hay «muy buen rollo», por lo que la cantante puede desconectar cuando llega a plató. Para ella está siendo una auténtica medicina volver al ruedo y así lo demuestra el buen sabor de boca que está dejando entre todos los que tiene a su alrededor. «Está adquiriendo un gran protagonismo durante las grabaciones. Es muy abierta y nada diva», apuntan. Cabe señalar que el fichaje de Danna Paola, el otro peso pesado del programa podía haberla eclipsado como jurado, sin embargo, tanto ella como el equipo están dándole su lugar.

Isabel Pantoja
Redes sociales

Aunque esto demuestra que su profesionalidad es evidente, sí que señalan que el duro mazazo de su hijo le ha hecho perder mucho peso. «Está muy delgadita», dicen a SEMANA. Mientras tanto Kiko Rivera continúa con su vida, de hecho, está compartiendo multitud de imágenes de su viaje junto a Jesús Calleja a Nepal, donde los espectadores le verán próximamente. Con los nervios a flor de piel, todo apunta a que cuando se emita descubriremos el lado más aventurero del músico, al igual otros detalles de la batalla que mantiene con su familia. En diferentes modos, pero para madre e hijo, el trabajo les está ayudando a desconectar de un vendaval que arrastran desde hace meses.

La propia Isabel advirtió antes de que comenzaran las grabaciones cuál era su intención: disfrutar. Un deseo que se ha hecho realidad gracias a su esfuerzo y predisposición, prueba de ello, las declaraciones de Pantoja: «Yo vengo aquí a disfrutar y a que la gente disfrute. Estoy segura que el público lo pasará en grande». Eso sí, no todo ha sido perfecto en los primeros días de trabajo. Isabel Pantoja y Risto Mejide han protagonizado su primer pique después de que él posteara una fotografía en la que ella no se ve muy favorecida, una anécdota sin importancia y que, a buen seguro, no marcará un antes y un después entre ellos.